La NTSB desmantelará los restos del TWA 800 después de 25 años

Tiempo de lectura: 2 minutos

La Junta Nacional de Seguridad en el transporte (NTSB) de EE.UU. dio a conocer que luego de varios años de investigación de las causas del accidente, y bastantes más para entrenamiento de investigaciones federales; los restos del Boeing 747-100 de Trans World Airlines accidentado frente a Long Island en 1996, serán desmantelados.

El avión explotó el 17 de julio de 1996 poco después de despegar del Aeropuerto John F. Kennedy de Nueva York (JFK) con destino al Aeropuerto Charles de Gaulle de París (CDG), matando a las 230 personas a bordo y estrellándose en el Océano Atlántico. El accidente desató una gran investigación del FBI por la posibilidad de que hubiera sido un atentado terrorista, por lo que en un hangar en Calverton, Nueva York, los investigadores rearmaron una parte importante del avión con partes recuperadas del fondo del mar, para buscar la causa de la explosión.

Después de la investigación, la NTSB se llevó la estructura a su centro de entrenamiento en Ashburn, Virginia, en donde utilizó los restos del avión durante 20 años para sesiones de entrenamiento de investigadores. La Junta dijo ahora que el departamento de seguridad federal realizará una fotografía escaneada en 3D por un dron, antes de que el avión sea desmantelado. En julio se hará este proceso para fines históricos y después ya no se requerirá la estructura.

En un comunicado de prensa, la NTSB declaró:

RELACIONADO
“Los motores del helicóptero de Kobe Bryant, no muestran signos de falla”: NTSB

Cuando la NTSB movió la estructura a su centro de entrenamiento, se estipuló que solamente se utilizaría para fines de entrenamiento y nunca como una exhibición o para mostrarla al público. Para honrar este acuerdo hecho con las familias de las víctimas del vuelo TWA800, la NTSB trabajará de cerca con el contratista del gobierno para desmantelar la estructura y destruir todas las partes”.

De acuerdo con la cadena de televisión NBC de Nueva York, la NTSB desestimó las demandas de uno grupo de ex investigadores que dijeron que había nuevas evidencias de que un misil había golpeado y derribado el avión. La NTSB dijo que el análisis de evidencia de radar del grupo había fallado y que no se había encontrado evidencia de alguna cabeza de explosivos, y que el análisis de los restos indica que el avión se partió en el aire luego de la ignición del tanque central de combustible.

FOTO: WIKIMEDIA COMMONS

  • author's avatar

    Por: Erick Haw Mayer

    Apasionado de la aviación y la industria automotriz de toda la vida, tiene una Licenciatura en Informática y un Postgrado en Comunicación y R.P. Aunque tiene experiencia en empresas del rubro automotriz y en Mexicana de Aviación, su vida profesional se ha dedicado más al periodismo especializado en todo tipo de medios impresos y electrónicos, incluyendo la revista Avión Revue de Latinoamérica.

  • author's avatar

Deja tu comentario.

También te podría gustar...