Tripulación del Convair de Rovos Air impactado, nunca supo que motor estaba en llamas

Después de un año de investigaciones, especialistas sudafricanos revelaron los resultados del accidente de un Convair CV-340 propiedad de Rovos Air, matrícula ZS-BRV, cuando la aeronave experimentó una falla en el motor izquierdo (1) luego de despegar del aeropuerto Wonderboom Pretoria el pasado 10 de julio de 2018. Lamentablemente, el ingeniero de vuelo murió en el accidente.

La aeronave se encontraba cubriendo un vuelo que despegó del Aeropuerto Nacional de Wonderboom en Sudáfrica, con dos pilotos a bordo y 17 pasajeros. Entre ellos se encontraba un ingeniero de mantenimiento con licencia que actuó como miembro de la tripulación y perdió la vida tras el accidente.

Después del despegue, uno de los pasajeros fue a la cabina y le dijo al ingeniero que el motor izquierdo (1) estaba en llamas. El avión continuó volando con el motor en llamas poco antes del impacto; los pilotos indicaron que no estaban seguros si habían retraído el tren de aterrizaje. Y aunque los pilotos y el ingeniero fueron informados del incendio del motor izquierdo, se preguntaban entre sí qué motor estaba en llamas.

Los investigadores mencionan que el daño no detectado y el deficiente mantenimiento realizado a los motores radiales Pratt & Whitney R-2800-CB16, resultó en que uno de los cilindros del motor radial izquierdo causaron un defecto de presión múltiple, concluyendo que la tripulación debería haber abortado el despegue.

Después de analizar las pruebas así como varios videos, en uno se aprecia como desde el despegue del aeródromo Wonderboom ya existía fuego en el motor, en otro de los videos dentro de la cabina se ve cómo tiene una tendencia de viraje hacia la derecha lo que indica una pérdida de potencia (empuje asimétrico), después de que el fuego dañara los cables del alerón.

Se determinó que ninguno de los dos pilotos había sido autorizado para operar un Convair 340 registrado en Sudáfrica. Ambos pilotos tenían capacidad para el aeronave, ninguno de ellos había obtenido la validación regulatoria sudafricana necesarias para sus licencias extranjeras. El CV-340 estaba a punto de ser transferido a un museo de aviación en Lelystad en los Países Bajos, y había sido pintado con los colores de Martin’s Air Charter.

Deja tu comentario.
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com