Confusión y opacidad a 15 días de la reforma a la Ley de Aviación Civil

Poco clara, confusa aún inoperante resulta la reforma a la Ley de Aviación Civil en México, que hace quince días se publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOT); la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO), institución promotora de estas nuevas modificaciones ha instalado módulos de información en los aeropuertos, pero no ha sido capaz de dar información valiosa a los usuarios del transporte aéreo.

El resultado ha sido desfavorable, los encargados de estos módulos no tienen clara su función, y los pasajeros tampoco han podido obtener información clara y precisa respecto a retrasos y pérdida de equipaje. Cabe destacar que, la autoridad tiene hasta 180 días para adaptar los mecanismos pertinentes para adecuarse a la nueva modificación.

El delegado de la PROFECO en el estado de Nuevo León Ricardo Javier Páez González, declaró al rotativo Milenio en su versión digital:

Estamos a la espera de que las aerolíneas instalen sus módulos de atención al pasajero y que éstos funcionarán como órgano de primera instancia en caso de quejas, y que posteriormente los módulos de la PROFECO serán el último recurso de queja o denuncia.”

El delegado mencionó que todavía no tienen claro en qué forma se van a regular los módulos de las aerolíneas, pero esperan que la Procuraduría si tenga una injerencia regulatoria en dichos módulos. Las aerolíneas tendrán hasta 90 días para la implementación de estas herramientas de servicio al pasajero. A todo este panorama, poco claro, queda la pregunta, si al cumplir los plazos establecidos por la ley, se observarán los resultados esperados en materia de protección al consumidor.

También a quince días de la publicación de la reforma, se han presentado contradicciones entre los distintos órganos de autoridad y sus titulares, mientras la PROFECO ha aplaudido la iniciativa que terminó en la implementación de esta reforma, otros órganos han manifestado su crítica.

El titular de la Secretaría de Turismo, Enrique de la Madrid Cordero, mencionó que las modificaciones a la Ley de Aviación Civil, “deben de ser congruentes con los tratados internacionales de los que México forma parte”, clara alusión a la contradicción en el tema del cobro de la primera maleta documentada por parte de las aerolíneas, donde la nueva ley prohíbe este cobro y el convenio bilateral entre México y Estados Unidos lo permite.

No es de extrañar esta reacción, ya que cualquier descontento en las aerolíneas extranjeras podría mermar el crecimiento del sector turístico en México, dónde un 66% del turismo que ingresa a territorio nacional es por vía aérea y el 59.6% de los turistas que ingresan vía aérea a México, son estadounidenses, según datos arojados de DATATUR (2016).

La primera línea aérea internacional sancionada por supuestas prácticas que violentan los derechos de los pasajeros, fue la estadounidense JetBlue, por un monto de $2.3 millones de pesos. La sanción fue anunciada un día después de la publicación de la nueva reforma, también fueron multadas, Volaris, Aeroméxico, Viva Aerobus e Interjet por las mismas violaciones.

Por lo anterior el titular de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), Miguel Peláez Lira, cuestionó la reforma y la contradicción entre el convenio México Estados Unidos y la ley en materia del cobro de la primera maleta, en la que se podrá seguir, pues el convenio así lo estipula y este se encuentra por encima de la Ley de Aviación Civil.

Otro aspecto importante, es la demanda colectiva impuesta por la PROFECO contra Volaris por demoras reiteradas, cobros indebidos, entre otros. En la cual, fue la misma procuraduría quien hizo un llamado a todos los usuarios de la compañía aérea a sumarse a demanda si han sido afectados. La revisión de la demanda colectiva, actualmente está siendo revisada por el Juzgado Quinto de Distrito en Materia Civil, con sede en la Ciudad de México y quien no ha emitido resolución hasta la fecha.

En el recuento de los daños, durante las primeras dos semanas, se observa a una Procuraduría Federal del Consumidor feroz ejecutando multas y sanciones a aerolíneas, pero a su vez, vemos una Procuraduría que no ha sido capaz de definir claramente cómo van a implementar sus mecanismos de protección a usuarios de servicios aéreos.

Vemos a las aerolíneas que se encuentran en una encrucijada entre el cobro de la primera maleta la cual puede derivar en sanciones, pero a la vez un tratado internacional que lo permite.

Vemos a una sociedad molesta, propiciada en gran parte por los medios de comunicación tradicionales, quienes han dado una guerra mediática en contra las aerolíneas, sin un análisis profundo. Y vemos a un pasajero molesto que lamentablemente muchas veces es víctima tanto de las aerolíneas como de la autoridad.

Finalmente dentro de 180 días podremos comenzar a observar si estas reformas son de utilidad y efectivamente brindan una protección mayor al consumidor, lo que es un hecho es que por ahora falta mucho por hacer.

Deja tu comentario.

También te podría gustar...

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com