Avispas en los tubos Pitot provocaron varios incidentes en Heathrow en el 2021

Tiempo de lectura: 2 minutos

La División de Investigación de Accidentes Aéreos (AAIB por sus siglas en inglés) realizó una investigación luego de varios incidentes en el Aeropuerto de Londres Heathrow (LHR) en el 2021. Durante tres semanas del verano del año pasado, se suscitaron ocho eventos con aviones de British Airways y Virgin Atlantic. Hoy la AAIB tiene el culpable detrás de los incidentes en Heathrow: avispas en el tubo Pitot.

La autoridad de investigación de accidentes del Reino Unido realizó una investigación luego de una seguidilla de incidentes en Londres-Heathrow entre el 9 de junio y el 1 de julio del 2021. Entre las aeronaves afectadas se encontraban Boeing 777, Boeing 787 y Airbus A319, A320 y A330 de British y Virgin Atlantic.

Entre los eventos ocurridos se cuentan dos despegues abortados que fueron tomados como de consideración. Sumado a estos, un avión tuvo que volver poco antes de despegar debido a que el sistema sonara en varias ocasiones durante el remolque. Estos incidentes habrían ocurrido debido a información de velocidad incorrecta debido al bloque del tubo Pitot por avispas.

Además, la AAIB señaló otro incidente, esta ocasión en vuelo, de un Airbus A330 mientras operaba el vuelo entre Heathrow y Milán Malpensa. Durante la fase final de ascenso, los Pilotos recibieron una notificación de una falla en el calentador de la sonda Pitot. La autoridad reportó que la tripulación cambió a otra fuente y el vuelo terminó sin incidentes. De vuelta al aeropuerto londinense, el personal de mantenimiento reveló que el tubo Pitot estaba contaminado por avispas.

Luego de las investigaciones de la AAIB por esos incidentes, la autoridad británica alertó sobre la obstrucción de los tubos Pitot por insectos como avispas. Las aeronaves pudieron verse afectadas debido al largo periodo que estuvieron aparcadas por la pandemia. Este tiempo sin actividad permitió que los insectos encontraran al tubo Pitot como su lugar ideal para la construcción de nidos.

Considerando que la actividad de los insectos fue muy alta en el 2021 han alertado a las aerolíneas y aeropuertos para que estén atentos. Asimismo, la AAIB señaló que las compañías aéreas deben capacitar a sus tripulaciones para que estén conscientes del riesgo y pidieron que se recuerde la importancia de los controles de velocidad durante el despegue.

Deja tu comentario.

También te podría gustar...