Un Boeing 777 propiedad de British Airways matrícula G-VIIC, realizó un aterrizaje de emergencia debido a una falla no especificada en el Aeropuerto Internacional de Heathrow en el Reino Unido, los hechos ocurrieron este 14 de septiembre de 2020.

El avión se encontraba operando el vuelo BA113, desde el Aeropuerto Internacional de Heathrow con destino al Internacional de JRK en Nueva York. Después de 16 minutos de su partida, la tripulación declaró la emergencia y comenzó con los procedimientos. El avión descendió a 10,000 pies de altitud, viró al noreste de Swansea y regreso hacia Heathrow.

Para reducir su peso el avión realizó patrones de espera y arrojó combustible sobre el Canal de Bristol, esta acción atrajo la atención de varios testigos de las áreas circundantes. Expulsar combustible no es una decisión que se tome a la ligera, debido al costo y al impacto ambiental, pero una emergencia puede obligar a la tripulación a hacerlo.

Al respecto British Airways mencionó que: «La aeronave aterrizó de manera segura después de que nuestros pilotos altamente capacitados optarán por regresar a Heathrow como medida de precaución. Pedimos disculpas a nuestros clientes por la demora en su viaje, y los haremos volver a su camino lo antes posible».

Autoridades reportaron que ningún pasajero sufrió alguna herida. Hasta el momento no se ha especificado la causa exacta de la emergencia, pero las autoridades han comenzado con una investigación para poder determinar el fallo.

 

  • author's avatar

    Por: Miguel Márquez

    Licenciado en Diseño Gráfico, con más de 15 años en medios de comunicación, editor y productor de medios audiovisuales, espacios radiofónicos y podcast. Soy un hombre, Amoroso, Poderoso, Abundante y Libre.

  • author's avatar


Deja tu comentario.