Boeing 787 se declaró en emergencia por aparente ventanilla fundida

Tiempo de lectura: 2 minutos

El pasado 4 de enero, un Boeing 787-8 matrícula SP-LRA perteneciente a LOT Polish Airlines se declaró en emergencia durante su aterrizaje debido a un fuerte olor a quemado. Inicialmente se sospechaba de fuego en uno de los motores. No obstante, al aterrizaje se comprobó que el olor desprendido se debía a que una ventanilla electrónica de un pasajero pareciera fundirse.  

El pasado martes, despegó a las 12:10LT el 787 de LOT del Aeropuerto Internacional de Icheon en Seúl, Corea del Sur. La aeronave -matrícula SP-LRA- con 180 pasajeros a bordo, operaba el vuelo LO98 con destino al Aeropuerto Chopin en Varsovia en Polonia. Tras nueve horas de vuelo y recién ingresando al espacio aéreo polaco, la aeronave realizó un rápido descenso, según muestra FlightRadar 24.

De acuerdo con lo informado por el portal The Aviation Herald, durante el descenso la tripulación notó un fuerte olor a quemado. Inicialmente se sospechó la presencia de fuego en el motor sin embargo esto fue corregido más adelante. No obstante, los Pilotos declararon la emergencia y solicitaron los Servicios de emergencia para su llegada a Varsovia.

Afortunadamente, la tripulación de vuelo logró que el 787 aterrizara de manera segura en la pista 11 del aeropuerto polaco. En la terminal, 10 camiones de bomberos recibieron al Dreamliner de LOT para atender el probable incendio en el motor. Ya en tierra, quedó en evidencia que el olor a quemado en el 787 se debía a que una de las ventanas electrónicas de los pasajeros parecía quemarse, incluso derretirse. El daño en la ventanilla del Boeing 787 no representó un problema mayor por lo que 22 horas después de lo ocurrido volvió al servicio.

Es importante recordar que las ventanas del Dreamliner son regulables de manera electrónica.  La tecnología funciona haciendo pasar una corriente eléctrica a través de un gel transparente especial que se intercala entre dos paneles dentro de cada ventana

  • author's avatar

    By: Ingrid Gil

    Sobrecargo de aviación. Licenciatura en Sociología en FCPyS, UNAM. He colaborado en proyectos de investigación en el ColMex y la UNAM.

  • author's avatar

RELACIONADO
Durante el descenso, fallan ambos motores de un Boeing 787 de Jetstar
Deja tu comentario.

También te podría gustar...