Colapso estructural, probable causa de daño en radomo de Boeing 737 de Aeroméxico: Boeing

El fabricante aeronáutico estadounidense Boeing reportó este viernes 31 de mayo que probablemente un colapso estructural fue el motivo del daño en el radomo de un Boeing 737-800 de Aeroméxico en diciembre del año pasado, durante la aproximación para aterrizaje en el Aeropuerto Internacional General Abelardo L Rodríguez en Tijuana. La hipótesis inicial era de una colisión con un drone; sin embargo, el motivo no se mencionó en el informe.

El incidente ocurrió alrededor de las 07:40LT (GMT-8) del miércoles 12 de diciembre del año pasado, cuando el avión matrícula XA-ADV cumplía el vuelo AM770, que despegó de Guadalajara en dirección a Tijuana. Durante la aproximación, la tripulación habría escuchado un ruido unsual pero continuó el procedimiento y aterrizó sin mayores contratiempos en la terminal fronteriza.

Una vez en tierra, se dio a conocer que el radomo (nariz) y en el radar meteorológico del 737 había recibido severos daños por motivos desconocidos. De inmediato, la hipótesis de una colisión con pájaros fue descartada por la falta de evidencia visual, como señal de sangre o plumas. En el informe, Boeing también coincidió con dicha conclusión, agregando que no fue localizado, además, ningún ADN sobre la superficie dañada.

La principal hipótesis planteada era de una probable colisión con drones, ya que frecuentemente, incluso el mismo día de este incidente, había el reporte de avistamientos de vehículos aéreos no tripulados en la trayectoria de aproximación final de la pista 09, que se ubica sobre la frontera entre México y Estados Unidos; los avistamientos se volvieron más frecuentes con la crisis de inmigrantes en dicha región, especialmente de equipos utilizados por las fuerzas de seguridad estadounidenses.

Pero según la investigación realizada por Boeing en colaboración con Aeroméxico, la causa más probable fue un error en el sello del compartimiento [radomo], que condujo a un colapso estructural. Durante una inspección, el fabricante identificó que toda la región periférica del radomo había sido sellada, en inconformidad con el manual de mantenimiento del avión (AMM 53-52-00), que requiere una apertura de alrededor de 20 centímetros (8 pulgadas) para permitir el drenaje y ecualización de los cambios de presión en todo el compartimiento durante el vuelo.

Así, los ingenieros del fabricante aeronáutico que participaron en esta investigación concluyeron que la falta de esta apertura en el sellado probablemente resultó en un diferencial de presión en todo el radomo durante el descenso, contribuyendo al colapso interno de su estructura. Aeroméxico no se pronunció sobre el asunto.

Deja tu comentario.

También te podría gustar...

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com