De Havilland considera suspender la producción del turbohélice Dash 8 Q400

El fabricante aeronáutico de Havilland Aircraft of Canada (DHC) confirmó este jueves, 28 de enero, que está considerando suspender temporalmente la producción de su turbohélice de Havilland Dash 8 Q400 por la condición actual del mercado aéreo regional, fuertemente afectado por la pandemia del nuevo coronavirus (COVID-19). La información había circulado por los periódicos la semana pasada, citando fuentes cercanas al fabricante canadiense, que adquirió el programa de ensamblaje del turbohélice hace dos años.

La confirmación fue hecha por el fabricante a FlightGlobal. Según la publicación, la compañía con sede en Toronto dijo que está comprometida en vender y entregar el modelo, además de ofrecer soporte a la flota global existente del turbohélice, mientras toma las medidas adecuadas para proteger a los empleados y los negocios. Aunque las difíciles condiciones del mercado que enfrenta la industria podrían provocar una interrupción en la producción este año, de Havilland todavía no ha determinado la duración de dicha interrupción, en caso de que ocurra. 

Según el fabricante, por el momento, no hay intención de terminar el programa Dash 8 y tanto el soporte como la producción de aeronaves son parte de los planes a largo plazo, agregó. Longview Aviation Capital, la empresa matriz de de Havilland (DHC), adquirió el programa Bombardier Dash 8 hace dos años en junio de 2019. Según los datos, actualmente hay 17 unidades del Dash Q400 en la cartera de pedidos (backlog) del fabricante, pendientes de entrega. Y fue este bajo número de pedidos que llevó a la compañía a considerar suspender o finalizar la producción, según las fuentes. 

La información sobre la posible suspensión fue revelada la semana pasada por Leeham News, citando fuentes cercanas a la compañía, que han indicado que, debido a la situación actual del mercado y la previsión de lenta recuperación, de Havilland (DHC) estaba considerando suspender o finalizar la producción del avión dentro de dos años, hasta 2023, cuando termina el acuerdo de renta de los hangares de la línea de ensamblaje final (FAL) del Dash 8 en Toronto Downsview. «La demanda del mercado guiará nuestros planes de producción futuros», agregó el fabricante. 

RELACIONADO
El primer Boeing 777 será enviado al Museum of Flight en Seattle
  • author's avatar

    Por: Erick Cerqueira

    Amante de la aviación desde el nacimiento, trillando caminos hacia vuelos más altos.

    Bachillerato en Relaciones Internacionales por la Federal University of Sergipe (UFS).

    En Instagram @_erickcerqueiraf | erick.cerqueira@transponder1200.com

  • author's avatar

Deja tu comentario.

También te podría gustar...