De la cima a la ruina: McDonnell Douglas Corporation

Telegram

Parte 1.- El ascenso

Douglas Aircraft Company fue fundada por Donald Willis Douglas Sr., en Santa Mónica, California, el 22 de julio de 1921, luego de la disolución de su primer intento, la Davis-Douglas Company. Douglas veía la oportunidad de desarrollar una empresa que fabricara aviones para distintas aplicaciones ya que la aviación comenzaba a desarrollarse realmente, había aplicaciones militares, por supuesto, pero la aviación comercial comenzaba también a ganar espacios y ya había varias empresas en muchas partes del mundo ofreciendo servicios de pasajeros, carga y correo.

Douglas DT-2, base del Douglas World Cruiser

En 1923 el Ejército de EE.UU. estaba interesado en hacer una misión para circunnavegar el globo terrestre en avión por primera vez, un programa llamado “World Flight”. Douglas propuso una versión modificada de su biplano bombardero DT para dos tripulantes. El avión modificado se conoció como el Douglas World Cruiser (DWC) y en el proyecto lo apoyó Jack Northrop que diseñó el sistema de combustible. El prototipo se entregó al ejército en noviembre y resultó ganador, por lo que se encargaron 4 aviones a la empresa.

Además de los aviones se construyeron muchas partes como refacciones para enviar a los distintos lugares en donde se pretendía que aterrizara el avión, en caso de algún desperfecto. Los aviones salieron de Seattle el 6 de abril de 1924 volando hacia el oeste y completaron la misión el 28 de septiembre, salvo un avión que tuvo que acuatizar en el Atlántico y se hundió.

Apoyándose en este éxito inicial, Douglas Aircraft comenzó a desarrollar una gran variedad de aviones para la Marina, el Ejército, la Guardia Costera y la flamante Fuerza Aérea, incluyendo aviones torpederos, de reconocimiento y para transporte de correo. En 5 años logró crecer hasta fabricar 100 aviones anuales.

Douglas DC-2, el primer éxito en aviación civil

En 1933 decidieron incursionar en la aviación civil con su “Douglas Commercial No. 1” o simplemente DC-1 del que solamente se fabricó un avión, pero sirvió de base y experiencia para el subsecuente DC-2 de 1934, un bimotor para 14 pasajeros; y en 1935 crearon el icónico DC-3 ligeramente mayor y sin duda uno de los aviones que impulsaron la aviación comercial por su durabilidad y eficiencia. De este avión se construyó también una versión de transporte militar denominada C-47, muchos de los cuales se convirtieron en versiones civiles después de la guerra.

RELACIONADO
Video: Conozcan a Piper, el perro guardián del Aeropuerto de Michigan

El Douglas DC-3 se convirtió en un ícono de la aviación por su eficiencia y durabilidad

En 1938 la empresa presentó un estudio denominado DC-4E con un diseño revolucionario para su época, aunque con la llegada de la guerra no entró a producción. El DC-4 que se construyó fue un diseño más conservador con 4 motores en 1939, pero pasó directo a las fuerzas armadas como C-54. Después de la guerra muchas aerolíneas comenzaron a recibirlo y a operarlo; era un paso adelante del DC-3 y podía realizar misiones más largas.

El proyecto Douglas DC-4E tenía un diseño avanzado pero no llegó a producción

El DC-5, en cambio, lanzado también en 1939 no tuvo ningún éxito. Era un modelo diferente de dos motores con ala superior, de 16 a 22 pasajeros y pensado para rutas cortas, incluso más cortas que el DC-3, pero entre eso y la Segunda Guerra, las aerolíneas cancelaron sus pedidos y solamente se construyeron 5 aviones.

El DC-6 se concibió primero como un avión militar, pero como terminó la guerra se trabajó para convertirlo en un avión de pasajeros de 4 motores, presurizado y de largo alcance, hecho para competir con el Lockheed Constellation. Se fabricaron más de 700 unidades en los 12 años que estuvo en producción.

El Douglas DC-6 fue otro de los aviones más exitosos del fabricante

En 1953 se lanzó el último de sus aviones de hélice, el DC-7, de mayor tamaño que el DC-6, y gran alcance, todavía con motores de pistones. Salió al mercado casi al mismo tiempo que el primer jet, el de Havilland Comet, y luego el primer jet de la propia Douglas lo empujó fuera del mercado, por lo que solamente se fabricaron 338 unidades.

El DC-7 fue el último avión comercial de hélices de Douglas

En esa época la empresa tuvo también un proyecto denominado DC-8 pero se trataba de un avión de hélices que tendría las propelas en la parte trasera. Con la llegada de los aviones de motores jet este proyecto fue cancelado en favor del desarrollo que conocimos en el mercado como DC-8.

Y es que, en esa época, cuando comenzaban los primeros desarrollos con motores a reacción, todavía costosos de desarrollar, fabricar y operar, era incierto el éxito que podrían tener en la aviación comercial. Douglas basaba su gran éxito a la aviación comercial con sus aviones de hélice, eran ya el fabricante más grande del mundo y el más exitoso, por supuesto. Y cuando el Comet tuvo que ser puesto en tierra luego de 3 accidentes mortales, el comentario de Donald Dougles fue: “Los jets no son para la aviación comercial”. Sin saberlo, ese día puso el primer clavo en el ataúd de su imperio.

Mientras tanto, McDonnell Aircraft Corporation fue constituida en 1939 por James Smith McDonnell, quien ya tenía su propia historia en la industria aérea, pero su primera empresa se fue a la quiebra durante la depresión del 1929, por lo que se fue a trabajar para Glen L. Martin hasta que fundó su nueva empresa en 1939 en St. Louis, Missouri, con la mira puesta en la fabricación de desarrollos militares.

El McDonnell XP-67 Bat fue uno de sus primeros éxitos en la aviación militar

La Segunda Guerra Mundial le dio un gran impulso con la fabricación del avión de combate XP-67 Bat y el misil guiado LBD-1 Gargoyle. Después de la guerra sufrió un poco por falta de pedidos del gobierno, pero la guerra con Corea el dio un nuevo aire para el desarrollo de aviones jet como el FH-1 Phantom, el F2H Banshee, el F3H Demon y el F101 Voodoo. Más adelante el F-4 Phantom de 1954.

McDonnell F2H Banshee con sus alas plegablesTambién fabricaron un gran número de misiles, como el ADM-20 Quali que se lanzaba desde un B-52 pero era un señuelo. También experimentaron con los vuelos hipersónicos, lo que les permitió participar después con la NASA en los proyectos Mercury y Gemini.

McDonnell F-4 Phantom

El problema de McDonnell Aircraft es que no tenía una parte civil que les ayudara a balancear sus operaciones, y así eran muy vulnerables cuando había tiempos de paz, por la baja demanda que había de materiales bélicos.

Así estaban las cosas en ambas empresas cuando en 1954 la empresa británica de Havilland decidió dar el primer paso al ofrecer a la aviación civil el primer jet comercial que reducía a la mitad los tiempos de viaje y utilizaba motores turbojet de primera generación que no tenían deriva (bypass) y consumían mucho combustible. Pero su principal problema fue que no se tenía suficiente experiencia en fatiga de metales que fue la causa de los accidentes que pusieron en tierra a las primeras versiones del Comet.

de Havilland creó el primer jet de pasajeros, el Comet, que tuvo sus problemas al inicio

Boeing, que había sido un jugador relativamente pequeño en la aviación hasta entonces, decidió aprovechar tanto sus propios estudios como lo que aprendió del Comet para lanzar un avión jet que superara al británico en todos sentidos. Así se desarrolló el prototipo Boeing 347-80 que era más conocido simplemente como “dash 80” (guión 80) del que American Airlines les hizo una observación importante: el diseño original acomodaba 5 pasajeros por fila, pero American pidió que fuera más ancho no solo para acomodar 6 pasajeros por fila sino para tener bodegas de carga más grandes.

Boeing sorprendió al resto de fabricantes de EE.UU. con el primer jet comercial, aquí el prototipo 347-80

Así se hizo el desarrollo final y ofrecía entonces una mucho mayor eficiencia que el Comet, por lo que atrajo las miradas de la creciente industria aérea de EE.UU., principalmente Pan Am, que por sus rutas internacionales trasatlánticas y transpacíficas le era muy conveniente la utilización de los nuevos jets. Así nació finalmente su primer jet comercial que tuvo la designación de Boeing 707 y al salir al mercado agarró con la guardia baja al resto de los fabricantes de aviones civiles, logrando así apoderarse del primer lugar en ventas.

FOTOS: CREATIVE COMMONS / Flickr Aero Icarus

  • author's avatar

    Por: Erick Haw Mayer

    Apasionado de la aviación y la industria automotriz de toda la vida, tiene una Licenciatura en Informática y un Postgrado en Comunicación y R.P. Aunque tiene experiencia en empresas del rubro automotriz y en Mexicana de Aviación, su vida profesional se ha dedicado más al periodismo especializado en todo tipo de medios impresos y electrónicos, incluyendo la revista Avión Revue de Latinoamérica.

  • author's avatar

Deja tu comentario.

También te podría gustar...