Este jueves 7 de mayo, despegó el ex avión presidencial mexicano Boeing 787-8 Dreamliner (TP-01), desde el Aeropuerto de Logística del Sur de California (Victorville), para realizar las primeras pruebas de vuelo (FAM3523) luego de una larga inactividad al ser puesto en venta desde el pasado 3 de diciembre del 2018. Se busca que el avión se reactive operativamente y mantenga todos sus certificados de aeronavegabilidad, antes de su llegada en las próximas semanas nuevamente a territorio mexicano.

Desde hace varias semanas el TP-01, ha realizado diversas pruebas en tierra, donde ingenieros y tripulaciones de la Fuerza Aérea Mexicana (FAM), han comprobado el funcionamiento correcto del equipo, para traerlo de vuelta a México. De acuerdo con la aplicación FlightRadar24, el avión despegó a las 09:32 LT (UTC -7:00) y se estableció en varios niveles de vuelo hasta alcanzar los 41,000 pies de altitud, realizado varias maniobras.

Como lo anunciamos a principios del año 2020, una tripulación de la Fuerza Aérea Mexicana (FAM), comenzó un entrenamiento periódico del avión para mantenerlo aeronavegable. A más de un año de que el avión despegó hacia el aeropuerto logístico para su venta y se diera por concluida su operación para el Estado Mayor Presidencial, no se logró concretar ninguna negociación formal para que otro operador lo adquiriera.

A través de una conferencia matutina a mediados del pasado mes de abril, el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador, aseguró que el avión llegaría a finales de mes y posteriormente sería puesto en una “rifa” a través de la Lotería Nacional para la Asistencia Pública.

Fue el pasado 3 de diciembre del 2018, que el avión “José María Morelos y Pavón”, voló desde el Hangar Presidencial en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México hacia el aeropuerto logístico ubicado en el condado de San Bernardino, California, poniendo fin a 2 años y 6 meses de servicio para la Presidencia de la República.

La decisión de no continuar operando el Boeing 787-8 Dreamliner matrícula XC-MEX, obedece a un supuesto plan de austeridad llevado a cabo por la administración del actual presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador.

Algunas estimaciones del gobierno mexicano, han confirmado que el TP-01, está valuado en al menos $150 millones de dólares, pero aún no ha encontrado comprador.

El avión fue adquirido por la administración del ex presidente Felipe Calderón Hinojosa, por un valor de $218 millones de dólares. De acuerdo con los registros de operaciones, en sus 2 años 6 meses de servicio completó 214 vuelos dentro y fuera del país, siendo su primer vuelo oficial al Aeropuerto Internacional General Ignacio Pesqueira García de Hermosillo, Sonora, siendo escoltado por 4 aviones caza F-5 Tiger II.

  • author's avatar

    Por: Roberto Mtz Armendáriz

    Periodista independiente con más de 10 años de experiencia en los medios de comunicación. Ha participado en varios proyectos de casas radiodifusoras como titular de noticieros en FM (Grupo Radiorama) y ha sido Jefe de Información de varios periódicos mexicanos. También, posee Licencia de Oficial de Operaciones de Aeronaves.

    Ciudad de México.

  • author's avatar

Deja tu comentario.