DOT auditará a la FAA por los problemas recurrentes con Boeing

Tiempo de lectura: 2 minutos

La Oficina del Inspector General (OIG) del Departamento de Transporte de los Estados Unidos (DOT) ha anunciado que auditará a la Administración Federal de Aviación (FAA) por lo ocurrido con la certificación del Boeing 737 MAX y más recientemente por el descubrimiento de problemas de calidad en la producción del Boeing 787 Dreamliner.

From the Cockpit

Según el memorándum, si bien el organismo regulador es responsable de supervisar la seguridad del transporte aéreo, incluido garantizar que fabricantes como Boeing cumplan con los requisitos de seguridad al producir y entregar nuevas aeronaves, desde 2019 se han planteado numerosos problemas con la certificación del 737 MAX y la calidad de producción del Dreamliner, lo que llevó al Comité de Transporte e Infraestructura de la Cámara de Representantes a solicitar una auditoría de cómo la Administración Federal de Aviación supervisa el proceso de producción del fabricante. 

La auditoría federal se llevará a cabo en las líneas de ensamblaje del 737 MAX y del 787 Dreamliner, así como en la sede y en las oficinas regionales de la FAA responsables de supervisar y certificar ambos modelos. El objetivo de la auditoría que deberá realizarse en los próximos días será, según el documento, en primer lugar, identificar y resolver los problemas identificados en la producción y, en segundo lugar, abordar las denuncias de presión indebida en el entorno de la producción. Este último punto fue incluso el tema del documental Downfall: The Case Against Boeing disponible en Netflix.

Para los que no se acuerden o aún no hayan visto el documental, saca a la luz el testimonio de empleados de la línea de producción del Dreamliner en Charleston, Carolina del Sur, denunciando a sus supervisores por exigir una producción más rápida, incluso a expensas de la calidad y la seguridad. En febrero, la FAA anunció que supervisaría cada nuevo avión fabricado después de que se descubrieran nuevos problemas relacionados con la calidad. Boeing detuvo las entregas del modelo en mayo del año pasado y según el gabinete, no ha entregado un avión del modelo en más de un año.

From the Cockpit

Estos problemas comenzaron a identificarse en los Boeing 787 a mediados de 2020 y van desde grietas en los fuselajes hasta herramientas de los trabajadores de la línea de producción que fueron olvidadas y encontradas dentro de los tanques de combustible; misma situación que también se reportó con el Boeing 737 MAX.

  • author's avatar

    By: Erick Cerqueira

    Amante de la aviación desde el nacimiento, trillando caminos hacia vuelos más altos.

    Bachillerato en Relaciones Internacionales por la Federal University of Sergipe (UFS).

    En Instagram @ecfilho_ | erick.cerqueira@transponder1200.com

  • author's avatar

Deja tu comentario.