El Lanzamiento del Boeing 797 se pospone ¿Qué pasó?

En el marco de los resultados de ganancias del fabricante estadounidense Boeing, se habló respecto a su reciente y alentador proyecto. El nuevo avión del que tanto se ha hablado –hasta cierto puerto-, no será lanzado para este 2019 como las proyecciones estaban contempladas. El Boeing 797, también conocido como Middle of the Market (NMA), tendrá que esperar hasta el 2020.

Así lo confirmó el Presidente de Boeing Dennis Muilenburg, debido a las plantificaciones internas en las oficinas centrales de Boeing y supuestamente a la espera de autorización del consejo del fabricante parta poner en marcha el plan de venta del nuevo equipo.

Si bien la decisión de emplazar el lanzamiento del 797 podría ser un tanto más profunda, el nuevo proyecto que promete competir entre el segmento de mercado de 220 a 280 pasajeros, deberá responder más rápido a las exigencias de un mercado, donde el fabricante con sede en Toulouse, le ha ganado el partido de primera ronda con el A321LR (Long Range), que simplemente es la respuesta al segmento y en medio de la jubilación de los Boeing 757 y 767, de varias aerolíneas.

Como lo habíamos publicado anteriormente, el nuevo proyecto de Boeing enfrenta una decisión muy importante y que podría marcar el rumbo del programa… los motores. Sabemos que durante el mes de junio del 2018, Boeing lanzó una Request For Proposal (RFP), que no es más que un llamamiento a los constructores de motores para merecerse un espacio debajo del ala del avión.

En la lista está Rolls Royce, Pratt & Whitney y General Electric, que en los últimos años y con sus nuevas propuestas de motores para equipos de última generación, no han sido capaces de mitigar ciertas fallas y ocurrencias que han puesto en entredicho a las operaciones de los aviones y un dolor de cabeza para los operadores.

Los casos son claros. Pratt & Whitney no ha podido mantener el ritmo de producción de los motores Geared TurboFan (GTF) para varios Airbus A320neos que aún permanecen en las factorías y sus propietarios esperando la entrega. Los recurrentes fallos (hasta estructurales) de los Rolls-Royce que impulsan a algunos Boeing 787 y que lo hemos catalogado en este espacio como una profunda crisis. Y el último, General Electric, que si bien puede considerarse el motor más “bien portado de todos”, también tiene algunos temas pendientes, que obedecen más a la estructura de la empresa que a lo que fabrican.

Ante tales escenarios, pareciera que los fabricantes de motores están muy distraídos arreglando problemas del pasado y no han tenido el tiempo suficiente para presentarle a Boeing algo realmente interesante. Ya que… <<como a dé lugar>>, este nuevo motor deberá representar un 25% menos de combustible por cada libra de empuje en comparación con lo que generaban los Boeing 757.

Lo cierto es que Boeing, deberá presentar lo más rápido posible este nuevo proyecto si pretende ser merecedor de un buen lugar en el podio. Al tiempo de lanzar a todos su vendedores a la calle para conseguir los primeros clientes del avión, aunque esto signifique que Airbus ya haya tocado varias puertas mostrando un avión con capacidades similares y que ha llegado mucho más temprano ¿Cuál deberá ser el diferenciador de este avión?

Mientras tanto nos quedaremos a la espera y a la decisión del Consejo de Dirección de Boeing. ¿Será que este avión llegó tarde a la fiesta? Los retos son bastantes y el tiempo se acorta si es que no tienen otro As debajo de la manga Boeing.

Deja tu comentario.

También te podría gustar...

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com