Si hay personas que deben lidiar con lo que somos los seres humanos, son los tripulantes de cabina de pasajeros (TCP). Ya de entrada debo reconocerles ese excelente trabajo que hacen en tierra y aire, trabajar en equipo con el resto de la tripulación en la búsqueda del bienestar de los pasajeros, la comodidad, pero sobre todo y muy importante la búsqueda de altos índices de seguridad operacional durante cada fase del vuelo.

Un TCP tiene muchas responsabilidades, nombraré 4 para desde la óptica de la psicología aeronáutica, desglosar un poco la cantidad de factores a considerar en su trabajo.

  1. Comunicar a los pasajeros todo lo relacionado con la evacuación y salidas de emergencia.
  2. Atender posibles situaciones médicas, lesiones o heridas que se produzcan durante el vuelo.
  3. Velar por la seguridad y el orden en la cabina de pasajeros.
  4. Liderar y coordinar posibles evacuaciones y eventuales situaciones de rescate.

Para comenzar, estas 4 responsabilidades asignadas a los TCP se llevan a cabo con seres humanos, de diferentes culturas, etapas de la vida, posiblemente con algún tipo de discapacidad (física, sensorial, mental o psicosocial etc.), diferente grado de escolaridad, estrato social y hasta diferente personalidad.

¿Cómo logar tener éxito en estas 4 responsabilidades?

Nombraré algunas de las claves para esto:

  1. Dominio de las habilidades sociales
  2. Dominio de la inteligencia verbal y persuasión y
  3. Autoconocimiento

Las dos primeras contienen algo muy relevante en la vida cotidiana, me refiero a la comunicación verbal y no verbal, resulta ser el arma infalible para cada una de estas responsabilidades, los seres humanos somos sociales y 100% emocionales, transmitimos información a cada instante, aún estando quietos y en silencio.

Imaginen lo difícil de cumplir solo con estas 4 responsabilidades en la complejidad del ser humano y más si se está en un sitio diferente al que por naturaleza vive el hombre, me refiero en las partes altas de la troposfera donde en la mayoría de los casos circundan todos los vuelos, en medio de la “incomodidad” que ofrece una aeronave sobre todo en vuelos de largo alcance, no es fácil y el ser humano no tiene el tiempo suficiente para adaptarse.

  1. Las habilidades sociales, son un conglomerado de conductas y comportamientos que tienen los TCP mientras interactúan con otros seres humanos, se conocen varias habilidades sociales, la mayoría de las personas no lo saben, aún teniendo contacto con ellas todos los días; para dominarlas, la buena noticia es que pueden ser adquiridas y desarrolladas con el conocimiento y la práctica.
  2. La inteligencia verbal y persuasión muestra a todos los TCP profesionales el camino para definir una situación, y una vez definida y clasificada, responder a esa definición con la táctica apropiada. Cuando un TCP profesional es capaz de clasificar y delimitar una situación, entonces está en condiciones de poder controlarla. (Coque, 2013)
  3. El autoconocimiento es la reflexión de la persona misma y su yo, de sus cualidades y defectos, necesidades, gustos, limitaciones y miedos.

Concluyendo, el trabajo de los tripulantes de cabina de pasajeros (TCP) es de suma importancia en la realización de todos y cada uno de los vuelos, es muy importante una preparación psicológica para llevar con éxito su profesión.

«De todos los conocimientos posibles, el más sabio y útil es conocerse a sí mismo»

-William Shakespeare-

Bibliografía:

Coque. A. (2013). Inteligencia verbal defensa verbal y persuasión. Editorial, Edaf. España.

  • author's avatar

    Por: David Bernal Rodriguez

    Director Ejecutivo de Servicios de Aprendizaje Aeronáutico. Máster en neurociencias e inteligencias múltiples,
    psicólogo, Controlador de Tránsito Aéreo. Contáctame: david.bernal@aeroaprendizaje.com

  • author's avatar

Deja tu comentario.