La aerolínea chárter danesa Jet Time, especializada en arrendamiento con tripulación (wet-lease) y vuelos turísticos, se declaró en quiebra durante la noche de este martes 21 de julio, como resultado de la pandemia del nuevo coronavirus (COVID-19) y su impacto sin precedentes sobre el sector aéreo. A finales de junio, el transportista ya había recortado su plantilla en más del 90 por ciento; afortunadamente, los activos serán traspasados a la heredera Jettime, que deberá despegar en el período posterior a la pandemia.

Fundada en septiembre de 2006 por el ejecutivo danés Lars Thuesen, dueño de la aerolínea, accionista de airBaltic y exmiembro de la junta directiva de Scandinavian Airlines (SAS), Jet Time se declaró la quiebra ante el Tribunal Marítimo y Comercial de Copenhague; el proceso de quiebra también contemplará la disolución y liquidación de su filial Jet Time Finland, con la mayoría de los 313 empleados desplegados en Finlandia ya repatriados a finales de junio. 

Según datos y estimación de Jet Time, su situación se volvió insostenible con la pandemia, registrando una pérdida de 124 millones de dólares en ingresos que se obtendría durante la temporada de verano; así, con gastos corrientes y sin capital de trabajo, la solución fue declararse en quiebra, liquidarla y disolverla para preservar los activos de la aerolínea, que serán traspasados a su heredera start-up Jettime, que ya tiene su Certificado de Operador Aéreo (AOC) —DK.AOC.085— en manos y está lista para volar después de la pandemia. 

La flota de Jet Time estaba compuesta por dos 737-700 —uno basado en Finlandia— y cinco 737-800 Next Generation del fabricante aeronáutico estadounidense Boeing; no está claro cuáles permanecerán en la flota de la nueva Jettime, aunque el exdirector ejecutivo de la aerolínea en quiebra y actual director ejecutivo de la start-up, Jørgen Holme, señaló que serán cinco aeronaves que se quedarán en Copenhague.

Se espera que la heredera despegue a finales de este año, probablemente en octubre, con dos Boeing 737-800 desplegados en vuelos chárters a destinos turísticos en asociación con touroperadores europeos; en esta etapa temprana, la nueva aerolínea incorporó a 26 exempleados de Jet Time y la intención es, a medida que crece, contratar todos que eran parte de la plantilla de la aerolínea en bancarrota.

Foto: Ken Fielding/Wikipedia

  • author's avatar

    Por: Erick Cerqueira

    Amante de la aviación desde el nacimiento, trillando caminos hacia vuelos más altos.

    Bachillerato en Relaciones Internacionales por la Federal University of Sergipe (UFS).

    En Instagram @_erickcerqueiraf | erick.cerqueira@transponder1200.com

  • author's avatar

Deja tu comentario.