Ayer, 20 de agosto, se cumplieron 100 años desde la creación del sistema Flight Service, que eventualmente se convertiría en la Administración Federal de Aviación (FAA) que conocemos hoy. En agosto de 1920, 17 años después de que los hermanos Wright tomaran el cielo por primera vez, comenzaron a aparecer estaciones de servicio de vuelo en todo Estados Unidos.

También conocidas como estaciones de radio de correo aéreo, estaban ubicadas en los Estados Unidos en las rutas de correo. Su propósito, era proporcionar a los pilotos actualizaciones sobre los frentes meteorológicos entrantes y otra información aeronáutica. Ellos podrían radiodifundir las estaciones directamente desde el aire o llamar por adelantado usando un teléfono estándar.

Otro aspecto de la Oficina de Comercio Aéreo fue inspeccionar aviones. Esta realizó su primera inspección oficial el 7 de diciembre de 1926, cuando examinó un Stinson Detroiter antes de partir hacia Canadian Air Express. Luego, en 1938, el presidente Roosevelt firmó la Ley de Aeronáutica Civil, que estableció la Autoridad de Aeronáutica Civil (CAA) oficial.

Después en 1958, un accidente fatal sobre el Gran Cañón que involucró a un DC-7 de United Airlines y una Super Constellation de Trans World Airlines, resultó en la muerte de las 128 personas a bordo. Así, el día 23 Agosto, se firmó el Acta Federal de Aviación. Esto transfirió el poder de la autoridad civil anterior a la nueva federal.

Y nació la FAA, recién formada fue viento en popa. La agencia introdujo nuevas regulaciones para evitar choques en el aire. Desreguló la industria para nuevas aerolíneas, realizó verificaciones de nueva tecnología y, en julio de 1970, estableció el Centro de Comando de Sistemas de Control de Tráfico Aéreo. Esto integró múltiples servicios en un centro central, minimizando los problemas de comunicación y permitiendo una mayor colaboración en beneficio de los pilotos y las aerolíneas.

Desde entonces, la FAA ha seguido regulando, controlando, gestionando y comprobando la seguridad de las aeronaves , aeropuertos, aerolíneas y tecnología de aviación. Sigue teniendo un impacto considerable en la industria de la aviación y seguirá haciéndolo. Gracias a los esfuerzos de la FAA, los accidentes fatales ahora solo ocurren 0.18 veces por cada 100,000 salidas.

  • author's avatar

    Por: Hans Bravo

    Arquitecto, Piloto Comercial de Ala Fija y Spotter

    Fotógrafo de Transponder 1200

  • author's avatar

Deja tu comentario.