La NTSB da a conocer nuevos detalles del incidente del Boeing 777 de United Airlines

Telegram

La Junta Nacional de Seguridad en el Transporte de Estados Unidos (NTSB) dio a conocer una actualización el viernes pasado sobre el incidente del motor del Boeing 777 de United Airlines equipado con motores Pratt & Whitney PW4077. El avión salió de Denver y estaba en ascenso, los pilotos aceleraron los motores anticipando una turbulencia cuando se oyó una fuerte explosión y hubo fuego en uno de los motores, que llevó a los pilotos a declarar emergencia y regresar a Denver.

El incidente se dio cuando el avión salía en el vuelo UA328 del Aeropuerto Internacional de Denver con destino a Honolulu, Hawái, con 239 pasajeros y tripulantes, unos cuatro minutos después del despegue cuando volaban a 12,500ft y a 280 nudos de velocidad.

Considerando todo lo que pasaba, los pilotos decidieron regresar a Denver sin tirar combustible por razones de seguridad y de tiempo, y realizaron una exitosa aproximación con un motor inoperativo, los servicios de emergencia los esperaban en la pista. Aunque nadie resultó herido el avión sí recibió daños considerables.

Al realizar la primera inspección del motor, la NTSB encontró que había dos aspas del fan principal fracturadas, una desde su base consistente con fatiga de metal, y otra como a la mitad, consistente con fractura por sobrecarga. Pratt & Whitney emitió una alerta a los operadores con nuevos límites para las inspecciones de imagen termo acústica. United, por su parte, bajó a tierra toda su flota de Boeing 777 con motores PW4000.

Aunque la información de la actualización es preliminar y está sujeta a cambios, la NTSB comparte los siguientes hechos en un comunicado mientras la investigación continua:

RELACIONADO
Coronavirus: Autoridades aíslan 777-300ER de Emirates en Río de Janeiro
  • El examen inicial del fuego del motor derecho indica que fue únicamente en los componentes accesorios del motor, como la piel de las reversas y la estructura de compuesto tipo panal en los dos lados de la reversa.
  • La válvula que cancela el flujo de combustible al motor cuando se activa el extintor en la cabina, estaba cerrada, no hay evidencia de que el combustible alimentara el fuego.
  • El examen inicial del fan del motor revela que el spinner y su tapa estaban en su lugar y aparentemente sin daños.
  • Todas las raíces de las aspas del fan estaban en su lugar, pero dos aspas estaba fracturadas
  • Un aspa se fracturó 20 cm arriba de la base de su parte posterior, la superficie es consistente con fatiga del metal.
  • La segunda aspa fracturada muestra falla por sobrecarga, consistente con daño secundario.
  • La revisión inicial de la información de mantenimiento e inspección del aspa fracturada con fatiga indica que tenía 2979 ciclos desde su última revisión, y tuvo inspección por imagen termo acústica en 2014 y 2016, la información de esta última se revisó de nuevo en 2018 por un incidente en febrero de ese año con otro avión con motores Pratt & Whitney.

La NTSB indica que el aspa fue enviada a un laboratorio de metalurgia para más exámenes, los hallazgos preliminares por escaneo de un microscopio de electrones indica que se identificaron varias fracturas por fatiga en la superficie interior de una cavidad dentro del aspa. Se van a realizar más pruebas al aspa para determinar el origen primario de la fractura así como identificar las fracturas secundarias así como la composición química de la microestructura cercana a la superficie de la fractura.

  • author's avatar

    Por: Erick Haw Mayer

    Apasionado de la aviación y la industria automotriz de toda la vida, tiene una Licenciatura en Informática y un Postgrado en Comunicación y R.P. Aunque tiene experiencia en empresas del rubro automotriz y en Mexicana de Aviación, su vida profesional se ha dedicado más al periodismo especializado en todo tipo de medios impresos y electrónicos, incluyendo la revista Avión Revue de Latinoamérica.

  • author's avatar

Deja tu comentario.

También te podría gustar...