¿Boeing 717 o MD-95? Aquí la historia

Tiempo de lectura: 3 minutos

Algunas aeronaves se han visto afectadas por el entorno socioeconómico del momento. Aviones eficientes y rentables no han visto los resultados que esperaban y su error parece haber sido salir al mercado en el tiempo incorrecto. Tal es el caso del MD-95 o también conocido como Boeing 717.

El Boeing 717, originalmente llamado MD-95 fue fabricado por McDonnell Douglas en 1998. Y aunque en aquel entonces ambos fabricantes eran competencia, el MD-95 pasó a formar parte de la producción de Boeing cuando adquirió McDonnell Douglas en 1997. Esto se debió a que McDonnell Douglas enfrentó problemas de económicos y de producción.

Boeing decidió seguir adelante con el desarrollo del MD-95 ya que completaba el vacío entre el Boeing 707 y el Boeing 727. Su ensamblaje comenzó en 1997 y en septiembre de 1998 emprendió el vuelo. Esta aeronave con 100 asientos se fabricó como una actualización del popular DC-9. Renombrado como Boeing 717-200 para encajar con la nomenclatura de Boeing, en la realidad no parecía un avión de la línea del fabricante.

El Boeing 717 se parece al DC-9 en tamaño, alcance, rendimiento y conserva características físicas similares. Sin embargo, los diseñadores incorporaron sistemas avanzados para mejorar las operaciones y el mantenimiento. De acuerdo con Boeing, el B717-200 podría llevar a bordo 106 pasajeros en una sola configuración y su alcance de 1,570 millas náuticas (2,900km) lo hacían ideal para rutas de corto alcance y alta demanda. La aeronave se estrenó en octubre de 1999 con la aerolínea Air Tran en rutas como Atlanta-Orlando y Atlanta-Baltimore. Llegó a estar considerado como el mejor jet regional de la década de los 2000.

Boeing 717 de QantasLink despegando del Aeropuerto de Perth. Foto: planegeezer. Wikimedia Commons.

Los grandes fabricantes de aviones concentraron sus esfuerzos en aviones de mayores dimensiones y mayor capacidad. A su vez, los fabricantes de jets regionales se concentraron en diseñar aviones de 50 a 80 pasajeros. Por lo que el Boeing 717 cubrió eficientemente la brecha que había entre ambos.

En poco tiempo el avión se fue dando a conocer entre los operadores por su costo de operación, rendimiento y confiabilidad. Sin embargo, aunque el 717 llevaba el nombre de Boeing, seguía siendo un avión diseñado por otra compañía. Por lo tanto, fue complicado de vender ya que las aerolíneas que no contaban con equipos de McDonnell Douglas no aceptaban tan fácilmente las diferencias entre equipos pues implicaba costos adicionales de adiestramiento; además de que la operación y el mantenimiento también eran diferentes.

RELACIONADO
FIA2018: Boeing se apunta un pedido por 100 aviones 737 MAX

El lanzamiento del Boeing 717 también surgió en un mal momento socioeconómico pues en aquel entonces el combustible se encareció y los ataques terroristas golpearon fuertemente a la industria aeronáutica. Asimismo, entraron al mercado los jets regionales de Bombardier y Embraer compitiendo directamente contra el B717. Por lo tanto, los futuros clientes de esta aeronave no se encontraban en la mejor posición económica para adquirir un avión nuevo.

El fin del programa comenzó en 2003 cuando Boeing perdió una licitación de Air Canada para reemplazar su flota de DC-9. La aerolínea canadiense se decidió por los CRJ-200 de Bombardier y por la familia de E-Jets de Embraer. En 2005 se anunció el final de la producción del Boeing 717. El último equipo fue entregado irónicamente a Air Tran en 2006. Cabe mencionar que en todo el tiempo desde su puesta en marcha, este equipo no ha registrado ningún accidente.

El Boeing 717 fue un gran avión que no muchos tuvieron la fortuna de utilizar. Aquellos operadores, como Qantas y Hawaiian Airlines que tuvieron la capacidad de comprarlo, quedaron maravillados. Para Hawaian Airlines fue perfecto pues los vuelos de su red eran de corto alcance. Asimismo, el pequeño avión podía operar en las pistas cortas que existen en aquella región. Además, con la capacidad de asientos, podía transportar más pasajeros que los jets regionales y los turbohélices. Como prueba de la eficiencia y el éxito de sus operaciones, las aerolíneas aún lo conservan a pesar de que cuentan con una edad promedio entre 15 y 20 años.

Boeing 717 aterrizando en el Aeropuerto Internacional de San Diego. Foto: Johnnyw3. Wikimedia Commons.

Qantas Link y Hawaiian Airlines aun cuentan con estos equipos en sus flotas y hasta el momento no tienen planes para retirarlos. Actualmente Delta Air Lines cuenta con 73 Boeing 717, lo que representa aproximadamente el 50% del total (156) de los fabricados. Aunque Delta incrementará su flota de Airbus A220 se dice que continuará operando los B717 hasta el 2025.

En México, Mexicana de Aviación operó hasta 18 de estas aeronaves a través de su subsidiaria Mexicana Click. La primera fue entregada el 26 de marzo del 2009 siendo la matrícula XA-CLB y la última el 25 de junio del 2010 (dos meses antes de la suspensión de operaciones) ostentando la matrícula N912ME.

RELACIONADO
Aeroméxico comienza a operar sus equipos Boeing 737 MAX 9

Foto: Roberto Collazo. Wikimedia Commons.

  • author's avatar

    Por: adminlin

    No hay biografía disponible en este momento

  • author's avatar

Deja tu comentario.

También te podría gustar...