El Boeing 757 Catfish, un extraño avión de pruebas

Tiempo de lectura: 2 minutos

Uno de los aviones más extraños que han aparecido en el mundo aeronáutico ha sido este avión Boeing 757 utilizado por la empresa para hacer pruebas de los sistemas del avión de combate F-22 Raptor. Se trata del primer avión fabricado del modelo 757, con matrícula desde su inicio N757A.

From the Cockpit

Nota: si tienes problemas para ver el video puedes dar click aquí

Boeing se quedó se quedó con él porque era el prototipo del modelo y no era para entrega a algún cliente; de hecho en 1995 se fue al Museum of Flight como parte de la colección. Pero un par de años después fue sacado para aprovecharlo para las pruebas de certificación de los sistemas electrónicos desarrollados para el programa F-22 que estaba desarrollando en sociedad con Lockheed.

El apodo de “Catfish” (pez gato) viene por su aspecto extraño dado dos adiciones que se le hicieron. Una fue el radomo del F-22 que obviamente le cambia el aspecto contra lo que era la nariz del 757. El otro es el sensor superior que va encima del fuselaje delantero en un ala tipo canard que le da un toque muy curioso y le da el aspecto de los “bigotes” de un pez gato.

La razón de instalarle esto es porque Boeing y Lockheed, socios en el proyecto, necesitaban hacer las pruebas de los diferentes sistemas desarrollados para el avanzado avión F-22 que lleva una gran cantidad de sensores de vigilancia y guerra electrónica. Y para hacer las pruebas es más fácil subir a 20 ingenieros en un 757 que un F-22. De esta manera las pruebas de los sistemas se hicieron de manera más barata, rápida y eficiente.

Al final de las pruebas el avión se quedó con las modificaciones que se le hicieron, ya que no fue solamente cuestión de atornillarlas, sino que se tuvieron que hacer modificaciones estructurales, sobre todo para el ala canard, por lo que quitárselos significaba hacerle trabajos específicos sin ninguna utilidad.

Además, el avión ha seguido haciendo vuelos de pruebas, ya no para los sistemas del F-22 sino para otros nuevos sistemas que se le pueden instalarse con mayor facilidad por las modificaciones. Su hogar es la planta de Boeing en St. Louis que se dedica precisamente a todos los desarrollos militares, pero es común verlo también en la Base Edwards de la Fuerza Aérea de EE.UU. y en el Boeing Field, cerca de Seattle.

RELACIONADO
Renuevan la flota de los F-22 Raptor de la USAF

Foto: Wikimedia Commons

  • author's avatar

    Por: Erick Haw Mayer

    Apasionado de la aviación y la industria automotriz de toda la vida, tiene una Licenciatura en Informática y un Postgrado en Comunicación y R.P. Aunque tiene experiencia en empresas del rubro automotriz y en Mexicana de Aviación, su vida profesional se ha dedicado más al periodismo especializado en todo tipo de medios impresos y electrónicos, incluyendo la revista Avión Revue de Latinoamérica.

  • author's avatar

Deja tu comentario.

También te podría gustar...

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com