Lufthansa despedirá a 10,000 empleados más

Si bien comienza a vislumbrarse un panorama de recuperación de la industria en América, no pinta igual para la aviación europea. La diferencia en el avance de la vacunación, así como las medidas sanitarias y de restricción fuera de la eurozona, ponen en una situación complicada a las compañías aéreas. Una de las más afectadas ha sido la aerolínea alemana  Lufthansa quien, una vez más, planea despedir a miles de trabajadores.

AERONAUTICA VITAR

En días recientes, Lufthansa presentó los reportes financieros del primer cuarto del 2021, donde informó que perdió más de €1,000 millones de euros. Derivado de ello, la aerolínea bandera de Alemania ha decido despedir 10,000 empleados partir del 2022.  El Director Financiero de Lufthansa, Remco Steenbergen, confirmó que la línea aérea se prepara para el recorte de personal para con ello poder lograr algunos ahorros. Con este movimiento la aerolínea alemana pretende reducir €35 millones de euros de sus pérdidas mensuales.

La pandemia por el COVID-19 ha dejado grandes estragos en Lufthansa que se han reflejado en una reducción de flota y por supuesto, de personal. En el último año, la compañía aérea ha recortado más de 25,000 empleados. Sumando este nuevo bloque de recortes, Lufthansa quedará con solo 60,000 empleados. Si bien esto podría sonar como una cifra aún grande, representa una reducción de 43% de su planta laboral previo a la pandemia.

En octubre del 2020, Lufthansa ya anunciaba que debería sumar más despidos para poder sobrevenir a una de las mayores crisis que ha azotado a la aerolínea. Para poner un ejemplo del golpe, Lufthansa no tenía un itinerario tan escueto como el que tuvo este invierno desde la década de 19070. Al cierre del 2020, en diciembre, Lufthansa declaró que aún se mantenían en riesgo al menos 10,000 empleos más.

Durante estos primeros tres meses del 2021, la aerolínea germana vio una caída de 4,000 millones de euros en sus ingresos en comparación con los €8,200 millones del mismo periodo en 2020. Además, pese a que Lufthansa sigue perdiendo hasta €235 millones de euros al mes, la pérdida neta ha sido reducida a la mita en contraste con el primer trimestre del 2020. Lufthansa prevé que el siguiente cuarto de este 2021, su capacidad operativa ronde el 40% de los niveles previos a la pandemia.

Los recortes de personal no son lo que más le guste a nadie, pero a veces es necesario por un bien mayor. La sobrevivencia de la Lufthansa pende de decisiones como estas; el gobierno de Alemania y la Comisión Europea ya han brindado el soporte económico que podían darle. Ahora toca tratar de gestionar con toda la inteligencia y cautela para poder lograr que Lufthansa despegue y el retome el vuelo como la aerolínea más grande de Europa.

Deja tu comentario.

También te podría gustar...