Si eres una persona que viaja mucho, lo más probable es que sientes que vives en aeropuertos pero, ¿alguna vez te has preguntado como es vivir dentro de en un aeródromo?, pero al final llegas a tu destino y continúas con tus actividades hasta tu próximo viaje, pero existe una persona vivió durante 18 años en el aeropuerto de París Charles de Gaulle en Francia.

Mehran Karimi Nasseri, es un refugiado iraní que vivió en la sala de embarque de la Terminal Uno en el Aeropuerto Charles de Gaulle desde el 26 de agosto de 1988 hasta julio de 2006. Su autobiografía fue publicada en el libro llamado “The Terminal Man” publicado en 2004; la historia de Mehran sirvió como inspiración para la película “La Terminal”, protagonizada por Tom Hanks y Catherine Zeta Jones, dirigida en 2004 por Steven Spielberg.

Nasseri fue expulsado de Irán en 1977 por protestas contra el último emperador de Irán Mohammad Reza Pahlavi, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados le otorgó el estatus de refugiado en Bélgica; pero su padre al parecer era británico por lo que decidió establecerse en el Reino Unido, durante su camino hacia Londres en 1988 sus documentos se extraviaron, supuestamente por que le robaron su maletín. Al llegar a su destino y al no portar su pasaporte fue devuelto a Francia.

Ya en Francia tampoco pudo presentar su pasaporte por lo que fue arrestado, pero después de un tiempo fue liberado ya que su entrada al aeropuerto era legal, pero no tenía país de origen al que regresar por ser expulsado de su país; y fue así como comenzó su residencia en la Terminal 1 del Aeropuerto Charles de Gaulle en Francia.

Después de varios años su caso fue asumido por el abogado francés de derechos humanos Christian Bourget. En 1992, un tribunal francés dictaminó que, después de haber ingresado legalmente al país, no podía ser expulsado del aeropuerto, pero no podía otorgarle permiso para ingresar a Francia.

Se hicieron intentos para que se emitieran nuevos documentos desde Bélgica, pero por procesos burocráticos solo se podrían otorgar solo si Nasseri se presentara en persona. En 1995, autoridades le otorgaron permiso para viajar a Bélgica, pero solo si aceptaba vivir allí bajo la supervisión de un trabajador social. Nasseri rechazó esta propuesta ya que pretendía ingresar al Reino Unido como parte de plan original.

Tanto Francia como Bélgica le ofrecieron residencia, pero siempre se negó a firmar los documentos porque lo enumeraban como iraní, al parecer quería ser nombrado británico, además que los documentos no mostraba el nombre que se ponía, “Sir Alfred Mehran”. En 2003, la productora DreamWorks de Spielberg pagó $250,000 dólares por los derechos de su historia, pero al final no se usó su historia en la película.

En julio de 2006 cuando fue hospitalizado y el lugar donde estaban sus cosas fue desmantelado. A fines de enero de 2007 dejó el hospital y fue atendido por la sucursal del aeropuerto de la Cruz Roja Francesa ; estuvo alojado durante unas semanas en un hotel cerca del aeropuerto. El 6 de marzo de 2007, fue trasladado a una caridad Emaús recepción del centro en París’s distrito 20. Desde 2008, continúa viviendo en un refugio de París.

Durante su estancia de 18 años en la Terminal 1 en el Aeropuerto Charles de Gaulle, Nasseri tenía su equipaje a su lado y pasaba el tiempo leyendo, escribiendo en su diario o estudiando economía. Recibía comida y periódicos de empleados del aeropuerto, además de diversas visitas de periodistas que compartieron su historia.

  • author's avatar

    Por: Miguel Márquez

    Diseñador de profesión, soñador por convicción y terrícola loco por naturaleza, soy un hombre, Amoroso, Poderoso, Abundante y Libre.

  • author's avatar

Deja tu comentario.