Conforme se expande el Coronavirus en la República Mexicana y la necesidad de repatriar al menos 2797 mexicanos varados en varias partes del mundo, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SER) trata de encontrar soluciones con diversas aerolíneas –nacionales y extranjeras-, para traer de vuelta a los connacionales.

Mientras tanto, la Fuerza Aérea Mexicana (FAM) que cómo siempre ha realizado un trabajo destacado ante cualquier crisis, no se ha dado abasto para traer de vuelta a los mexicanos varados o simplemente traer desde el extranjero ayuda humanitaria, simplemente porque los aviones no llegan-. Si bien, se han realizado algunos vuelos al extranjero, la necesidad de pedir ayuda a otras aerolíneas ha sido inminente ante la falta de aviones de largo recorrido en la flota de la FAM.

La única aerolínea mexicana que tiene dentro de su esquema de flota aviones de capacidades transoceánicas es Grupo Aeroméxico, y que cómo recordarán recientemente realizó tres vuelos especiales hacia Shanghái para traer de vuelta a los connacionales, así equipo médico necesario para los servicios de salud.

Es por ello que una flota militar bien dotada de equipos que cumplan diversas misiones es una necesidad de cualquier país que está interesado y protegido para cubrir cualquier crisis, cómo la que hoy en día vivimos.

El ex avión presidencial Boeing 787-8 bautizado “José María Morelos y Pavón” (TP-01), más allá de los $60 mil dólares mensuales que los mexicanos pagan por la renta del hangar en Victorville, California, es un avión que ahora no sirve de nada y cada día estará más devaluado y sin posibilidad de algún interesado en su compra.

Las malas decisiones comienzan a tomar forma ante una “Cuarta Transformación”, que ha visto esta crisis cómo algo sin importancia y un presidente que se ha esforzado para dar a conocer su falta de gobernabilidad y una profunda ignorancia en temas críticos de una nación, como es el caso de la aeronáutica, ahora y cómo siempre tan importante para cualquier país.

Las malas decisiones políticas del presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, solo han hecho al país más vulnerable luego de burlarse ante el mundo entero de la pandemia que ha dejado al día de hoy casi 2 millón de infectados en todo el mundo y más de 188 mil muertes. En México, más de 4 mil infectados y 296 muertes.

¿El TP-01 será un capricho o una necesidad? Desafortunadamente, la venta de este avión y otra decena más, sólo ha hecho que tengamos una Fuerza Aérea fuera de combate, mientras que los pocos aviones que se tienen –muchos de ellos obsoletos-, no son capaces de ayudar a sus propios ciudadanos y traer equipos médicos que serán urgentes para las próximas semanas, a medida que el Coronavirus se extiende por todo México.

Sin estímulos fiscales para las aerolíneas, nulo apoyo económico para el sector y sin un plan de recuperación mientras decenas de aviones en México está en tierra, es el resultado de una idea de un presidente que cree que así, podremos salir adelante.


  • author's avatar

    Por: Roberto Mtz Armendáriz

    Periodista independiente con más de 10 años de experiencia en los medios de comunicación. Ha participado en varios proyectos de casas radiodifusoras como titular de noticieros en FM (Grupo Radiorama) y ha sido Jefe de Información de varios periódicos mexicanos. También, posee Licencia de Oficial de Operaciones de Aeronaves.

    Ciudad de México.

  • author's avatar

Deja tu comentario.