¿Sabes cómo opera el control de fauna en un aeropuerto?

Los aeropuertos son un área muy sensible a la presencia de fauna externa en todo el mundo, desde elefantes hasta perros, cocodrilos, tortugas, animales de todo tipo, lo cual puede tornar a la aviación en una operación peligrosa, lo que nos recuerda que los seres humanos no somos los únicos que ocupamos un ecosistema ni si quiera el espacio aéreo.

Dentro de los aeropuertos existen zonas donde abunda la biodiversidad, siendo éstos áreas de refugio para diversas especies de fauna silvestre, principalmente aves. Los datos dicen que por lo menos 73 tipos de aves atraviesan a lo largo del año el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).

La Unidad de Control de Fauna es la encargada para asustar a otros animales y evitar que se estampen contra los aviones del AICM. Tan solo en este principal aeropuerto trabajan 22 biólogos y veterinarios, cuatro perros de acoso y repulsión que trabajan entre las pistas de despegue y aterrizaje, cinco aguilillas de Harris, dos halcones aplomados y dos halcones peregrinos para resguardar las alturas.

Pero el manejo siempre debe de estar regulado, y los diagnósticos y planes de manejo son elaborados bajo las recomendaciones de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), la Federal Aviation Administration (FAA) y la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), en lo relativo a la seguridad en las operaciones. Además, muchas de las especies pueden ser protegidas o estar en peligro de extinción es por ello que debe contarse con un plan de reubicación de estas especies.

No es una labor fácil, para gestionar poblaciones de fauna es fundamental la implementación de metodologías que aporten datos para conocer dinámicas poblacionales básicas, selección de hábitat y movimientos de fauna, dentro del aeropuerto con objeto de valorar su importancia en cuanto a potenciales riesgos de colisión con aeronaves.

Así mismo, el personal encargado de velar por la limitación de la Fauna Silvestre posee algunos equipos de dispersión, las herramientas que se utilizan para controlar de forma inmediata la fauna son fuegos pirotécnicos, bengalas con estruendo, petardos, y para casos extremos están preparados para el control letal para lo cual cuentan con el equipo necesario. También cuentan con perros, águilas, halcones, cañones de humo, redes de niebla, destellos de luz o grabaciones con sonidos de aves predadoras.

Es también labor de las agencias gubernamentales en cada país realizar las investigaciones pertinentes para reducir el riesgo, por ejemplo, la Agencia Federal de Transporte Aéreo en Rusia, también conocida como Rosaviatsiya, propuso cooperar con la policía para verificar la legalidad de los vertederos de residuos cerca de los aeropuertos, sitios que potencialmente atraen especies particulares de aves, como las gaviotas.

De 1990 a 2016, según la Administración Federal de Aviación (FAA), el número anual de impactos de aves reportados en EE. UU., aumentó de 1.850 a 13.408. Eso es más del 700%. A nivel mundial, de 2008 a 2015, la Organización de Aviación Civil Internacional dijo que se reportaron casi 98.000 choques de aves en 105 países.

El costo estimado de todos los impactos de aves en la aviación, según la Agencia Espacial Europea, es de más de 1.000 millones de dólares al año. Por ello estas agencias de control de fauna en los aeropuertos fungen una labor tan importante en la prevención de accidentes cada vez que abordamos un avión, en el mundo.

Foto: Aeropuerto Internacional de Toluca

Deja tu comentario.

También te podría gustar...

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com