¿Por qué existe un Boeing 747 con 5 motores?

Tiempo de lectura: 2 minutos

El Boeing 747 marcó el inicio de una era dorada para la aviación. Pionero en varios sentidos, fue el avión de pasajeros más grande, más pesado y precursor de la utilización de motores de alta derivación. Todas sus características y su silueta lo volvieron inconfundible. Sin embargo, también tuvo algunos usos fuera de lo convencional. Los fabricantes de motores se las ingeniaron para poner a prueba sus creaciones y uno de sus métodos fue utilizar las cualidades del Boeing 747.

Ver un Boeing 747 con cinco motores operativos no es nada común y menos cuando el motor adicional se encuentra acoplado al costado del fuselaje. Sin embargo, para el fabricante de motores Pratt & Whitney es algo que vive de manera cotidiana. La compañía adaptó el Boeing 747SP con matrícula C-FPAW para ser el banco de pruebas de sus motores antes de iniciar la producción en serie. Adecuó al avión para soportar un motor justo detrás del asiento del copiloto. Su ubicación evita que haya perturbaciones en el flujo de aire y permite realizar mediciones aerodinámicas más precisas.

Pratt & Whitney cuenta con dos Boeing 747SP con los que realiza sus pruebas, el segundo cuenta con la matrícula C-GTFF. Las pruebas consisten en someter los futuros modelos a condiciones del vuelo real asociadas con el clima; como temperatura, lluvia, nieve y viento. Asimismo, se evalúa el comportamiento del motor a diferentes altitudes y velocidades. La realización de estas pruebas son imposibles de realizar en tierra y son indispensables para la puesta en marcha de los motores. Posteriormente, cuando los motores aprueban cada uno de los chequeos, reciben la aprobación para iniciar su proceso de certificación y el inicio de su producción.

El interior del avión no se ve como un Boeing 747 de carga y mucho menos como uno de pasajeros. A bordo se encuentran técnicos e ingenieros en estaciones de trabajo donde examinan cada uno de los parámetros del motor como temperatura, presión, vibración, consumo, etc. Evalúan los datos y si es necesario, ajustan los parámetros durante el vuelo o realizan cambios una vez que están en tierra. Algunos vuelos pueden llegar a durar hasta 8 horas para revisar el comportamiento del avión luego de una operación prolongada.

Ambos Boeing 747SP tienen base en el Aeropuerto Internacional de Mirabel (YMX), Canadá desde donde realizan sus operaciones y pruebas. Hasta el momento se ha usado este método para probar los motores de aviones como el Airbus A220, A320neo, el Irkut MC-21, la familia de Embraer E-Jets E2, entre otros.

  • author's avatar

    Por: adminlin

    No hay biografía disponible en este momento

  • author's avatar

RELACIONADO
En prueba de seguridad, Estados Unidos explotará un Boeing 777
Deja tu comentario.

También te podría gustar...