¿Qué es un procedimiento de ida al aire?

Se dice que dos de las fases del vuelo más críticas son los aterrizajes y despegues, momento en el que las aeronaves utilizan toda la potencia, sistemas, superficies y se encuentra más cerca del terreno. En la contraparte, los pilotos emplean todos sus sentidos y atención en estos momentos tan álgidos de la operación y que generalmente se hace en modo manual (Raw Data).

De hecho, algunas estadísticas registran más accidentes e incidentes durante estas fases; carrera de despegue y ascenso inicial y/o durante la aproximación final y carrera de aterrizaje.

En ocasiones, podemos ver cómo los pilotos realizan una ida al aire, es decir, que antes de del toque con la pista –que generalmente puede ocurrir antes de los 50 pies del umbral- y hasta ya sobre el asfalto, los pilotos o controladores puede pedir la descontinuación del aterrizaje debido a diferentes factores, los cuales pueden ser:

  1. Incursión de pista (otros aviones y/o vehículos)
  2. Cambio radical de viento
  3. Fuerte cizalleo (wind shear)
  4. Aproximación inestable
  5. Sin contacto visual con la pista (condiciones adversas de visibilidad)
  6. Temblores o terremotos

Aunque pueden existir más de seis casos, estos son algunos de los factores más comunes que provocan una ida al aire.

Independientemente del tipo de vuelo, ya sea en condiciones visuales o instrumentales, y de lo grande o pequeño que pueda ser el avión, los pilotos desde el la escuela de formación y durante su instrucción práctica hasta desempeñarse como pilotos en alguna compañía aérea, realizan este tipo de procedimiento estandarizados.

Es lógico pensar que la aeronave ya estará configurada para aterrizar, esto involucra, desde las luces encendidas, hasta los trenes abajo y asegurados, posiciones de flaps, sistemas de navegación, etc., vitales para un aterrizaje seguro.

Al momento de efectuar una ida al aire, es importante considerar y memorizar el siguiente procedimiento que, nos permitirá reconfigurar la aeronave para iniciar nuevamente un ascenso, vuelo y posteriormente una nueva una aproximación.

El procedimiento se llama P.R.A.T., y deberá de realizarse en el siguiente orden:

  • Potencia (incrementar potencia suavemente)
  • Rotación (mejor velocidad y ángulo de Vx y/o V2 más 10 nudos)
  • Aletas (flaps arriba)
  • Tren de aterrizaje (arriba con indicación de ascenso positivo en el VSI)

Durante la fase de aproximación, siempre deberemos de contemplar una ida al aire y nuestro avión previamente deberá estar preparado para esta situación.

Para vuelos por instrumento, pueden existir dos alternativas, volar conforme a lo publicado en las cartas de aproximación de Jeppesen (Missed Aproach) o cualquier otra indicación que el controlador no encomiende, ya sea volar directo hacia una estación o algún vector.

Para vuelos visuales, es importante comunicar a la torre lo que ocurre y el porqué de nuestra decisión; volar dentro del circuito del aeropuerto con la última altitud o mantener 1.000 pies arriba de la elevación del terreno.

Para efectos de mejorar los procedimiento dentro de una cabina, es importante que el comandante o piloto al mando, realice un briefing previo al aterrizaje, como parte de un buen procedimiento del Crew Resource Managemen (CRM), y comunicarle qué harán en caso de una ida al aire, para evitar en todo momento confusiones o dudas durante el procedimiento.

Deja tu comentario.

También te podría gustar...

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com