Ryanair anunció el 18 de agosto que había llegado a un acuerdo de recorte salarial con sus pilotos españoles en medio de la pandemia. La aerolínea irlandesa, que ha estado negociando con sindicatos de toda Europa, dice que el último éxito muestra compromiso y cooperación de ambas partes. No se puede decir lo mismo de las conversaciones con los sindicatos de tripulantes de cabina españoles.

Negociar el pago durante la pandemia es una conversación incómoda. Sin embargo, muchas aerolíneas lo están haciendo con el fin de ahorrar dinero. Ryanair ha estado elaborando acuerdos para evitar la pérdida de puestos de trabajo para su personal durante meses. La aerolínea ofrece a sus empleados seguridad laboral por el precio de un recorte salarial de cuatro años.

A principios de esta semana, los pilotos de Ryanair en España aceptaron el esquema con una abrumadora mayoría. El 80% de los pilotos de la Unión Española de Pilotos de Aerolíneas (SEPLA) aceptaron el trato. Ahora recibirán un recorte salarial del 20%, que se restablecerá al salario completo para 2024.

Además de esta alteración, los pilotos también recibirán otros beneficios para endulzar el trato. Estos vienen en forma de patrones de trabajo flexibles, vacaciones anuales y mejoras en los horarios de trabajo.

Sin embargo, a pesar del éxito con su sindicato de pilotos, España todavía está tratando de negociar un acuerdo para su tripulación de cabina. Hasta ahora, Ryanair dice que ha sido imposible llegar a un resultado realista con el Sindicato Independiente de Tripulantes de Cabina de Aerolíneas (SITCPLA) y el Sindicato Español (USO).

Según su declaración, Ryanair dijo que estas dos organizaciones presentaban un desafío «único» dentro de Europa. Es evidente que Ryanair considera esta solución como la única alternativa a los despidos. Cualquier entidad que rechace su propuesta corre el riesgo de perder puestos de trabajo para el personal. Ryanair dice que este resultado es ahora más probable para la tripulación de cabina española.

Basta con mirar a Alemania para comprobar que Ryanair cumple su palabra. El 21 de julio, la aerolínea anunció que cerraría sus operaciones en Frankfurt Hahn. Esto se debió a que los pilotos alemanes votaron en contra de los recortes salariales.

Tales negociaciones son vitales ya que la aerolínea amenazó con perder una quinta parte de su personal si no se llegaban a acuerdos.

  • author's avatar

    Por: Hans Bravo

    Arquitecto, Piloto Comercial de Ala Fija y Spotter

    Fotógrafo de Transponder 1200

  • author's avatar

Deja tu comentario.