Como parte de su plan de reestructuración y rescate por el gobierno sudafricano, South African Airways prevé una reducción del 48 por ciento en el tamaño de su flota, con el regreso de diecinueve aeronaves a los arrendadores en los próximos meses. Sumergida en una fuerte crisis financiera, agravada aún más por la pandemia del nuevo coronavirus (COVID-19), la aerolínea estatal y de bandera de la nación africana también está renegociando el arrendamiento de los demás equipos restantes de la flota, en una carrera contra el tiempo para sobrevivir.

El plan de rescate preliminar fue divulgado por el partido político Alianza Democrática, oposición al gobierno sudafricano. Según el documento, la aerolínea ya ha suspendido el arrendamiento financiero de siete unidades del A319, uno del A330-200 y tres A340-300, que están en proceso de ser devueltos; además, también acordó devolver cinco unidades del A330-200 y tres del A340-600.

La aerolínea también se despidió del transporte dedicado de cargas aéreas, con el regreso de su flota de cargueros, compuesta por dos unidades del 737-300SF, devueltos a la estadounidense GE Capital Aviation Services (GECAS). En paralelo, en el plan de rescate, la aerolínea indicó que está renegociando el arrendamiento de quince aeronaves que permanecerán activos en la flota, diez unidades del A320ceo y cinco del A330-300; el futuro de los cuatro A350-900 XWB recién incorporados dependerá de la nueva red de rutas.

South African todavía dispone de cinco cuatrimotores A340-300 y cuatro A340-600, que son parte de sus activos, y fueron puestos a la venta el miércoles 15 de enero de este año, junto con motores de repuesto y unidades auxiliares de potencia (APU) de repuesto; con la excepción de un A340-300, todas las demás ocho aeronaves están aeronavegables.

Cuando se acogió al proceso de recuperación judicial en diciembre del año pasado, la aerolínea disponía de una flota de 49 aeronaves, que volaban a unos treinta destinos domésticos, internacionales y regionales. Registrando sucesivas pérdidas desde 1994 y sin ninguna acción correctiva por parte del estado sudafricano, acumuló una deuda de más de 4 mil millones de dólares.

Foto: Julian Herzog/Wikipedia

  • author's avatar

    Por: Erick Cerqueira

    Amante de la aviación desde el nacimiento, trillando caminos hacia vuelos más altos.

    Bachillerato en Relaciones Internacionales por la Federal University of Sergipe (UFS).

    En Instagram @_erickcerqueiraf | erick.cerqueira@transponder1200.com

  • author's avatar

Deja tu comentario.