El caso Roswell ¿Un auténtico OVNI extraterrestre?

Tiempo de lectura: 2 minutos

Los avistamientos de objetos voladores no identificados OVNI suelen estar envueltos entre dudas y suposiciones. Como ejemplo de lo anterior encontramos el caso Roswell, uno de los eventos más trascendentes en cuanto posibles hallazgos OVNI y acercamientos con extraterrestres. Pero ¿En realidad fue el encuentro con seres de otro planeta?

Algunos dicen que fue el 2 de julio de 1947 – otros apuntan a que fue el 8- cuando una noche, los habitantes de Roswell, Nuevo México vieron caer un OVNI. Tal cual como su nombre lo indica era un objeto que no podían identificar. Como en otras ocasiones en la historia, cuando no hay certezas comienzan las suposiciones. Fue entonces que comenzó el misterio sobre el caso Roswell.

También podría interesarte:

Algunos decían que parecía una mesa, otros señalaban que era aún más grande y lo llamaban un platillo volador. Algunos incluso declararon que habían sido recuperados cuerpos de seres de otro planeta. El periódico Roswell Daily Record cubrió la nota detallando las características del objeto: tenia caucho color gris, papel de plata y cintas adhesivas.

La noticia llegó a los oídos de los militares y un alto mando visitó Roswell para conocer lo sucedido. En ese momento no se reveló la verdad sobre qué era lo que había caído en Nuevo México pero detrás de ello se encontraba una historia de espionaje. Para desviar la atención, el gobierno de Estados Unidos dejó seguir las historias de un objeto volador no identificado y presencia de extraterrestres.

¿Qué era en realidad el OVNI de Roswell?

En 1994 se desclasificaron archivos de la Fuerza Aérea de Estados Unidos (USAF) donde se evidenció la verdadera identidad del OVNI. En 1947, la Guerra Fría entre EE. UU., y la entonces Unión Soviética (URSS), tenía sus inicios. Las naciones se encontraban en medio de un ambiente de tensión y por lo anterior, vivían espiándose unos a otros.

Por ello, Estados Unidos desarrolló el proyecto Mogul para poder vigilar a Rusia en la escalada nuclear. Se trataba de radares circulares montados en pequeños globos aerostáticos; por su naturaleza podían volar bajo y no eran detectados por los radares enemigos. Estos ingeniosos aparatos fueron creados por investigadores de la Universidad de Nueva York, coordinados por el geofísico Charles Bachman Moore.  

RELACIONADO
Tripulación capta en pleno vuelo luces en el cielo

Sin embargo, llegó julio de 1947 y cayó un “OVNI” en Roswell lo que terminó en la tapa de los periódicos. El proyecto secreto había sido revelado. Los objetos que cayeron en Nuevo México eran en realidad los del globo Mogul #4 que había sido lanzado en junio. En el afán de tapar la verdad detrás de lo encontrado, la USAF y el gobierno permitieron seguir con la historia de un artefacto probablemente extraterrestre. El mito detrás del caso Roswell se hizo cada vez más grande alimentado por diversas teorías de conspiración. Cuando se reveló la realidad del hallazgo, las especulaciones de los fieles creyentes de los OVNIs no pudieron derribarse.

  • author's avatar

    Por: Ingrid Gil

    Sobrecargo de aviación. Licenciatura en Sociología en FCPyS, UNAM. He colaborado en proyectos de investigación en el ColMex y la UNAM.

  • author's avatar

Deja tu comentario.

También te podría gustar...