Airbus celebra 50 años de vida… Félicitations!

Los actuales aviones comerciales de Airbus y la Patrouille de France despegaron al medio día de este 29 de mayo del 2019 desde la factoría de Toulouse, Francia, hacia el sur de la región para celebrar los 50 años del nacimiento del gigante europeo Airbus, luego de un increíble vuelo de formación, donde participaron los Airbus A220, A320, A330, A340, A350, A380 y el nuevo Beluga XL, en compañía de los Alpha Jet de la Patrouille de France.

La historia de Airbus comienza con el A300, catalogado como el primer avión comercial bimotor de cuerpo ancho en el mundo, luego de que el 29 de mayo de 1969 en el Salón Aeronáutico de París, se firmara un acuerdo en conjunto, entre Francia y Alemania, para el desarrollo y la construcción de una aeronave revolucionaria en aquellas décadas.

Un par de años antes de esta importante firma, en 1967, para ser exactos, ministros de Francia, Alemania y Gran Bretaña, acordaron unificarse, sin fronteras, con el objetivo de fortalecer la cooperación europea en el campo de la tecnología en la aviación y, por lo tanto, promover el progreso económico y tecnológico en Europa, dando lugar, bajo un filosofía empoderada de lo que hoy en día es Airbus, un fabricante aeronáutico y aeroespacial que se ha posicionado como uno de los más grandes en la industria.

Para Airbus su primer avión, el A300B, significa años de lucha y de desarrollo en tecnologías que hicieran sentido a las necesidades de las aerolíneas y principalmente derribar el paradigma en el mundo que, durante años, se pensaba que solamente existía un solo fabricante de aviones, la estadounidense Boeing.

Para 1972, el primer A300B realizó su primer vuelo, dando poco a poco mensajes y respuestas a las aerolíneas mundiales de ser un avión moderno para la época, capaz y con una buena reputación, confiabilidad y economía operativa. Si bien el comienzo en la cadencia de producción fue lenta, al final del proyecto llegaron a vender 820 aviones de la familia A300 y su variante A310.

Se decidió que la mejor estrategia de venta se daría a través de una gira mundial que duró seis semanas, algo inusual en aquella época, y en donde se mostraría las capacidades de la aeronave. Tripulantes, equipos de venta, ingenieros, repuestos necesarios para el avión y cajas de la mejor champán para los invitados en donde el A300 haría escalas, fue lo que transportó ese avión.

Fue en septiembre de 1973 que emprendieron un odisea que inició desde el corazón de Airbus en el Aeropuerto de Toulouse, hacia Dakar, en África Occidental y posteriormente volando a través del Atlántico hacia el sur y norte de América; Sao Paulo, Florida, Ciudad de México y Chicago, fueron algunas de las ciudades a visitar.

Para el ingeniero Roger Béteille, uno de los hombres más importantes en el comienzo y en la actualidad de Airbus, sabía que la innovación y la tecnología sería un parteaguas en los puntos diferenciadores con la competencia. Hacer aviones comerciales cada vez más sofisticados y se tradujera a reducciones significativas en consumo de combustible, debía ser la piedra angular y filosofía del fabricante.

Tras algunas inclemencias luego de una disminución significativa de los primeros pedidos, motivado por la crisis de finales de la década de los 70’, Airbus comenzó un nuevo plan y un progreso en la línea de producción, el Airbus A320. Inicialmente, al interior de la factoría se pretendía desarrollar aviones que continuaran con la génesis del A300; se pensó que sería buena idea seguir la producción de aviones de cuerpo ancho (widebody) como los A330 y A340. Esta idea tuvo ser aplazada, las necesidades del mercado proyectaba a inicios de la década de los 80′, un aumento en las necesidades de aviones de fuselaje estrecho (narrowbody) que conectaran rutas de corto a mediano alcance, con poco combustible.

Es así como esta nueva generación de aviones, a partir del A320, se emplea el famoso sistema Fly-by-wire, que no es más que la sustitución de cables y poleas conectados a los mandos y pedales de los pilotos, por asistencias tecnológicas (computadoras) que otorgarían una arquitectura única para aviones comerciales, dotando de un mejor control de vuelo y seguridad.

A pesar de los años y de las nuevas aeronaves, el que continúa siendo el Rey, es sin lugar a dudas la familia Airbus A320, la cereza del pastel del fabricante europeo que en el año de 1988 entró en servicio haciendo frente a una “dinastía” de aviones de pasillo único, dominadas por su principal rival, Boeing.

Posteriormente, solo cuatro meses después del primer vuelo del A320, se continúa con la idea de ampliar el portafolio de productos, es así que, de forma simultanea son lanzados los A330 y A340, aviones widebody (bimotor y cuatrimotor, respectivamente) que ofrecía una amplia variedad de sistemas en cabina y rango más largo, capaces de acomodar entre 290 y 330 pasajeros en las dos versiones. Esta fue la primera vez en el mundo que dos aviones son lanzados al mismo tiempo por un mismo fabricante.

Décadas después vendrían más modelos que ampliaban la cartera de productos de Airbus, no solo centrándose en equipos de ala fija, sino también rotativa, militares, espaciales y hasta vehículos autónomos. Uno paso trascendental fue sin duda el proyecto Airbus A380, que al día de hoy es considerado el avión de pasajeros más grande y que varias aerolíneas, principalmente Emirates, operan.

Son 50 años de celebración de un éxito rotundo, basado en la tecnología, innovación y esfuerzo de cada persona que colabora para esta gran empresa que día a día, demuestra ser el Rey europeo en la aeronáutica y el espacio… Félicitations Airbus!

Deja tu comentario.

También te podría gustar...

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com