El fabricante Airbus desarrolló una cubierta para el pedestal del Airbus A350 XWB y así evitar derrames de líquidos inadvertidos en la cabina, esto luego de que se presentaran dos incidentes graves donde la tripulación derramara café sobre los controles que provocaron el apagado de uno de los motores y el imposibilidad del reencendido durante el vuelo, lo que ocasionó que en ambos casaos realizaran un desvió de la ruta y un aterrizaje de emergencia.

La nueva cubierta, protege el pedestal donde se encuentran las palancas de potencia, los controles de encendido del motor, básicamente en el panel ENG START o en el Panel de control ECAM (ECP) en el pedestal central. Esta cubierta, según el Boletín de Servicios del fabricante y una Enmienda de la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA), se deberá de remover sólo en las fases críticas del vuelo, como son: despegues, ascensos iniciales, aproximaciones y aterrizajes.

Mientras tanto, durante el crucero, la cubierta deberá de estar ajustada y no deberá ser removida, según las indicaciones de la EASA. Anteriormente a este cambio, se prohibió el ingreso de líquidos a la cabina durante el vuelo.

Anteriormente y cómo lo publicamos, las tripulaciones de pilotos de dos aviones Airbus A350 XWB de las aerolíneas Delta Air Lines y Asiana, derramaron accidentalmente líquido –presumiblemente café-, lo que provocó el apagado no ordenado de uno de los motores y sin posibilidad de reencenderlo en vuelo. Ambas aeronaves se desviaron de su ruta y aterrizaron de forma segura.

A esto se suma otro caso similar de la extinta Tomas Cook, cuando la tripulación de un Airbus A330 derramó líquido sobre el panel de frecuencias, lo que provocó una pérdida de las comunicaciones.

Pero ¿cómo pudo haber ocurrido el derrame de estos líquidos?

Sabemos que los tripulantes de cabina sirven a los pilotos las bebidas por los lados de la cabina. Para el Capitán del lado izquierdo y para el primer Oficial del lado derecho, para evitar un derrame de líquidos sobre el pedestal. Además, los operadores y fabricantes saben que sólo se puede usar determinados vasos –por su diámetro-, para que estos puedan ser puestos en los portavasos y estén bien ajustados.

En cualquiera de los casos, no se conoce a ciencia cierta cómo es que ocurrieron los derrames, si fue durante el proceso de comisariato para los pilotos o durante alguna maniobra, donde alguno de los pilotos tenía un vaso en la mano.

 


  • author's avatar

    Por: Roberto Mtz Armendáriz

    Periodista independiente con más de 10 años de experiencia en los medios de comunicación. Ha participado en varios proyectos de casas radiodifusoras como titular de noticieros en FM (Grupo Radiorama) y ha sido Jefe de Información de varios periódicos mexicanos. También, posee Licencia de Oficial de Operaciones de Aeronaves.

    Ciudad de México.

  • author's avatar

Deja tu comentario.