Alitalia inició en la mañana de este martes 2 de mayo los procedimientos de bancarrota tras la negativa de sus empleados para su plan de recuperación. Esta es la segunda vez en diez años que la aerolínea más grande de Italia inicia un plan de quiebra para reorganizar sus operaciones.

Los accionistas votaron unánimemente para solicitar una administración especial, anunció Alitalia a través de un comunicado. Según la ley italiana, el gobierno tendrá proporcionar fondos para mantener las operaciones y nombrar supervisores para recuperar o ordenar la liquidación de la aerolínea.

El gobierno italiano ya ha anunciado la semana pasada que no habrá fondos públicos para la aerolínea porque Europa prohíbe las ayudas de Estado. Sin embargo, ha conseguido autorización de Bruselas para otorgar un préstamo de 400 millones de euros a Alitalia con el fin de que siga volando en los próximos seis meses.

En este periodo, los administradores que se harán cargo de Alitalia deberán presentar una nueva estrategia de recuperación que puede implicar en la venta de activos, reducción de operaciones y recortes en su personal para volver la aerolínea a obtener beneficios. Sin embargo, si no lo hace, los supervisores nombrados por el gobierno pueden optar por la liquidación.

En la semana pasada, Alitalia ya había anunciado que tras el rechazo de sus empleados a el plan de recapitalización con recortes de 1.600 empleados, todas las opciones se han agotado. Es decir, al votar no en el referéndum, dichos empleados han optado por una especie de suicidio colectivo de todo los trabajadores y de la aerolínea.

  • author's avatar

    Por: Erick Cerqueira

    Amante de la aviación desde el nacimiento, trillando caminos hacia vuelos más altos.

    Bachillerato en Relaciones Internacionales por la Federal University of Sergipe (UFS).

    En Instagram @_erickcerqueiraf | erick.cerqueira@transponder1200.com

  • author's avatar

Deja tu comentario.