Una mensaje clavado con un cuchillo en el servicio de catering del avión que decía «amenaza de bomba» en inglés, fue el detonante para que la tripulación del vuelo SVA 226, de Saudi Airlines, alertara sobre una posible bomba al interior del Boeing 777 de la compañía.

El vuelo que pretendía en ese momento realizar la ruta Madrid-Riad, tuvo que ser inspeccionado por las autoridades madrileñas.

El 777 con 97 pasajeros y 15 tripulantes a bordo, mantuvo al aeropuerto de Madrid-Barajas en alarma general durante 30 minutos. El vuelo estimaba una salida a las 10:54 horas locales.

A través de la cuenta de Twitter de AENA, aseguró que todo se trató de una falsa alarma, así también informo que el aeropuerto en todo momento estuvo operando.

Agentes del Grupo Especial de Desactivación de Explosivos (Gedex) de Barajas y de la Unidad Canina han acudido para seguir el protocolo que obliga a inspeccionar íntegramente el avión, una tarea para la que se requiere aproximadamente una hora. La Policía Judicial del aeropuerto de Barajas se ha hecho cargo de la investigación y está interrogando a todos los pasajeros.

  • author's avatar

    Por: Roberto Mtz Armendáriz

    Periodista independiente con más de 10 años de experiencia en los medios de comunicación. Ha participado en varios proyectos de casas radiodifusoras como titular de noticieros en FM (Grupo Radiorama) y ha sido Jefe de Información de varios periódicos mexicanos. También, posee Licencia de Oficial de Operaciones de Aeronaves.

    Ciudad de México.

  • author's avatar

Deja tu comentario.