American Airlines quiere reanudar vuelos a Nueva Zelanda

Tiempo de lectura: 2 minutos

Las aerolíneas siguen viendo hacia el futuro con la esperanza de que la demanda se siga recuperando, y American Airlines ya tiene programados vuelos hacia Nueva Zelanda comenzando en diciembre de este año. La aerolínea quiere reiniciar sus servicios a Auckland y además quiere lanzar una nueva ruta a Christchurch, lo que le dará exclusividad en los vuelos directos entre EE.UU. y la isla sur de Nueva Zelanda. Sin embargo, los vuelos están sujetos a que Nueva Zelanda abra sus fronteras.

From the Cockpit

Si las restricciones de viaje lo permiten, American iniciará vuelos hacia nueva Zelanda a finales del año. La nueva ruta de Los Ángeles a Christchurch querían lanzarla en octubre de 2020, pero la fecha se ha ido recorriendo por razones obvias. Por ahora está programada para comenzar el 5 de enero de 2022 con tres vuelos por semana, y el Aeropuerto de Christchurch está muy entusiasta sobre la nueva aerolínea que llega. Los boletos ya están a la venta.

Pero antes de que se inaugure la ruta de Los Ángeles a Christchurch, se reiniciarán los vuelos diarios entre Los Ángeles y Auckland, en la isla norte, el 16 de diciembre. La ruta de Dallas-Ft. Word a Auckland está programada para el 4 de enero de 2022 con vuelo diario.

Todos los vuelos de American entre EE.UU. y Nueva Zelanda serán operados por los Boeing 787 ‘Dreamliner’; de los que actualmente tiene en servicio 24 787-8 y 22 787-9, de una orden total de 79 aviones. Todavía tiene pendientes de recibir 13 de la versión 787-8 y 30 del 787-9.

La expansión de American hacia Nueva Zelanda está apoyada por la sociedad con su compañero de la alianza oneworld, Qantas Airways. Desde julio de 2019 el acuerdo autorizado con la aerolínea bandera de Australia, les permite a ambas aerolíneas cooperar y coordinar tarifas e itinerarios entre EE.UU., Australia y Nueva Zelanda.

Australia y Nueva Zelanda han tenido de las restricciones de viaje más severas del mundo, desde casi todo el año pasado. Salvo ciertas excepciones y trabajadores críticos, solo a los ciudadanos neozelandeses se les permitía la entrada al país, pero a su llegada debían ir a una cuarentena de 14 días en un hotel designado por el gobierno. Está por verse todavía qué tanto el país confía en la vacunación para abrir de nuevo sus fronteras; por lo pronto, el Primer Ministro dice que no hay todavía un plan de reapertura inmediato.

Deja tu comentario.

También te podría gustar...