Así luce el primer A380 de Lufthansa con los nuevos colores

Lufthansa, la aerolínea bandera de alemana, lució en el Aeropuerto de Munich el primer Airbus A380-800 con la renovada librea de la aerolínea que a principios del 2018 comenzó a lucir en algunos aviones. Desde 1989 el transportista no realizaba una renovación en su imagen, por lo que este cambio es un ‘signo visible de la modernización’, como ellos lo llaman, aunque expertos y entusiastas de la aviación afirman que al eliminar el color amarillo están quitando una parte importante de la historia.

Este nuevo livery aplicado a esta gran avión matrícula D-AISP y bautizado ‘Tokio’ que hizo su aparición el pasado 12 de diciembre, es parte de un proceso de renovación de imagen corporativa que paulatinamente se estará incorporando en toda la flota, tanto de carga como de pasajeros. Alexander Schlaubitz, jefe de marketing de Lufthansa, y Ronald Wild, diseñador en jefe, revelaron que el icónico amarillo fue eliminado para dar paso a una nueva era.

Este cambio fue el que más ha sorprendido a los expertos de la aviación, así como a gente dentro y fuera de esta industria, ya que era un emblema ver el sol amarillo en sus empenajes. Como lo anunciamos anteriormente, más de  800 diseños se realizaron para llegar a la nueva imagen de Lufthansa.

Este nuevo cambio de colores surgió del centenario de la gruya de la aerolínea, por lo que Lufthansa ha desarrollado aún más su diseño y lo ha adaptado a los “requisitos de un mundo digitalizado” para celebrar.

Un poco de historia

Surgió en 1918 cuando el artista gráfico y arquitecto Otto Firle diseñó la grúa para “Deutsche Luft-Reederei”, que fue el antecesor del transportista que vemos hoy. Desde entonces, Lufthansa cree que la grúa “se ha convertido en un inconfundible logotipo de la empresa y en el símbolo de la marca Lufthansa”. El transportista también agregó que la gruya “hoy en día, significa competencia, cosmopolitismo y calidad, inspirando confianza y simpatía en todo el mundo”.

Detalles

El logotipo con la gruya en la estabilizador vertical, tiene un diámetro de más de seis metros y las letras de Lufthansa alcanzan una altura de 1,90 metros.Hasta el momento se han pintado más de 4,200 metros cuadrados en un total de 30 aviones de la flota y se han rediseñado más de 50 puertas en Frankfurt y Munich, así como 200 artículos de servicio en vuelo.

La aerolínea tiene proyectado que para fines de 2019, sus centros de trabajo en estas dos ciudades tengan un avance del 50%, para 2021 el 80% y el repintado final se completará para 2025.

Deja tu comentario.

También te podría gustar...

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com