Avianca Holdings anunció durante la tarde de este domingo 10 de mayo su decisión de acogerse voluntariamente al Capítulo 11 de la Ley de Quiebras de los Estados Unidos, con el objetivo de reestructurarse financieramente y evitar la quiebra. A diferencia del Capítulo 7, el famoso Chapter 11 permite a las empresas con problemas financieros a reorganizarse bajo la protección de la ley, mientras mantiene el control sobre las operaciones bajo supervisión de la corte.

A través de un comunicado, la aerolínea informó que solicitó acogerse a la ley ante el Tribunal de Bancarrota del Distrito Sur de Nueva York, con el fin de preservar y reorganizar sus actividades. Según Avianca, este proceso fue necesario debido al impacto imprevisible de la pandemia del nuevo coronavirus (COVID-19), que ha provocado una disminución del 90 por ciento del tráfico mundial de pasajeros y se espera que reduzca los ingresos de la industria en todo el mundo. En una situación delicada, a través del documento, estimó pasivos de entre 1.000 millones y 10.000 millones de dólares.

La aerolínea destacó que continuará operando y atendiendo a los clientes durante este proceso, que consistirá en tres fases: La primera, la aplicación a la ley de quiebras; la segunda, negociación y formulación de un plan de reorganización judicial; y la tercera, confirmación, aprobación e implementación supervisada del plan. Avianca precisó que, al igual que muchas otras aerolíneas alrededor del mundo, sigue buscando el apoyo financiero de los gobiernos en los países donde opera, como Colombia, su principal mercado.

La semana pasada, auditores financieros habían alertado sobre las dudas sustanciales de la aerolínea en cuanto a la capacidad para continuar en el negocio por la crisis del nuevo coronavirus, que mantiene paralizado su negocio de pasajeros por las medidas de cuarentena para contener el contagio de la pandemia. En el caso puntual de Avianca, las operaciones regulares de pasajeros han estado en tierra desde mediados de marzo, lo que ha reducido sus ingresos consolidados en más de un 80 por ciento y ha ejercido una presión significativa sobre su liquidez.

Entre las medidas que serían adoptadas durante el proceso estaría la disolución y liquidación de su filial peruana. LifeMiles, empresa que administra el programa del mismo nombre, no forma parte de la solicitud del Capítulo 11, señaló. Así las cosas, el proceso, supervisado por el Tribunal de Bancarrota del Distrito Sur de Nueva York, tiene la intención de favorecer la continuidad de las operaciones, preservar los empleos, mantener la conectividad para los más de 30 millones de pasajeros anuales y promover la recuperación económica de Colombia y de sus otros mercados clave, finalizó. 

  • author's avatar

    Por: Erick Cerqueira

    Amante de la aviación desde el nacimiento, trillando caminos hacia vuelos más altos.

    Bachillerato en Relaciones Internacionales por la Federal University of Sergipe (UFS).

    En Instagram @_erickcerqueiraf | erick.cerqueira@transponder1200.com

  • author's avatar

Deja tu comentario.