Avianca optimizará operaciones y renegociará entrega de cien aeronaves

Caminando hacia su nonagésimo noveno aniversario de fundación, la segunda aerolínea más antigua del mundo aún en operación, en los próximos meses, Avianca buscará una optimización de su operación a largo plazo con la renegociación de contratos, suspensión de rutas no viables financieramente y una reestructuración sistémica en su empresa matriz para alcanzar una expansión sostenible al tiempo que reduce los costos operativos.

La información fue anunciada por el Director Ejecutivo de Avianca Holdings, Hernán Rincón, durante la presentación de los resultados financieros de la compañía para el tercer trimestre de este año, que a pesar de afrontar desafíos a lo largo de los últimos meses en los principales mercados de la región, registró un ascenso en su margen de beneficio por el quinto trimestre consecutivo y alcanzó su mayor tasa de ocupación en la historia, registrando el 84.7 por ciento.

Para el ejecutivo, el próximo año la aerolínea alcanza su centenario de fundación y para garantizar otros cien años por delante, a lo largo de los próximos meses, tomará lo que clasificó de decisiones estratégicas para mantener una expansión sostenible en su margen de beneficio y flujo de caja, al tiempo que buscará reducir su rentabilidad a través de prácticas de apalancamiento, optimizando también el costo operativo.

La primera de estas medidas, que ya se está tomando, según Rincón, es la renegociación en los acuerdos de adquisición de aeronaves de cuerpo estrecho, donde prevé el aplazamiento en la entrega de cincuenta unidades y se estudia el aplazamiento de cincuenta más en un futuro próximo, reduciendo así el ritmo de entrega de nuevas aeronaves, que a su vez se utilizarán para sustituir los modelos más antiguos en operación. Según datos consultados por nuestra sala de redacción, actualmente la cartera de pedidos de la aerolínea con el fabricante europeo Airbus asciende a 132 aeronaves de la familia A320neo por entregar.

Otra medida que será tomada por Avianca es la desinversión y disolución de su participación en pequeñas aerolíneas regionales en Centroamérica, que fueron heredadas de su fusión con la centralamericana TACA Airlines, completada hace cinco años, y que no son esenciales para su operación. El enfoque del grupo será en sus principales unidades de pasajero y carga, que solas, correspueden a más del setenta por ciento de sus beneficios operativos.

Sobre este asunto, el Vicepresidente Ejecutivo de Avianca Holdings, Gerardo Grajales, destacó que la aerolínea ya está en negociación con sus socios accionistas de estas unidades regionales, que seguramente serán los compradores naturales de las acciones en propiedad de Avianca. La medida, en consecuencia, resultará en la suspensión de rutas, a las que la empresa las clasificó como no rentables, así como fue hecho con su reciente salida del mercado doméstico hondureño.

Grajales, sin embargo, no detalló cuáles serían las regionales afectadas y si continuarían operando para Avianca a través de acuerdos de código compartido o similiar, señalando sólo que las negociaciones con cada socio en las unidades regionales se completarán en el primer trimestre del próximo año. Las unidades regionales a las que Avianca posee participación y que no hacen parte del núcleo de su negocio son Aviateca de Guatemala, Isleña Airlines de Honduras, La Costeña en Nicaragua y SANSA en Costa Rica, todas operando flotas de turbohélices ATR 42/72 y Cessna Gran Caravan.

Junto con las medidas citadas anteriormente, Hernán Rincón también informó que todas las alianzas estratégicas, proyectos, contratos y acuerdos de arrendamiento serán revisados y renegociados a fin de obtener el mínimo de gasto de capital a corto plazo. Y por último, las medidas se complementarán con un proceso de reestructuración organizativa que resultará en una reducción de hasta un quince por ciento en los costos de mano de obra. Todo ello, basado en los resultados de una consultoría que ya se está llevando a cabo en asociación con una organización internacionalmente reconocida, pero no especificada, que ayudará a Avianca a aumentar su transparencia.

Al finalizar la explicación de todas estas medidas junto con la presentación de los resultados financieros del tercer trimestre, Rincón aprovechó la oportunidad para agradecer a su Vicepresidente Ejecutivo, Gerardo Grajales, quien se retirará en el primer trimestre del próximo año después de dieciséis años desempeñando en Avianca. El directivo agradeció el compromiso y los éxitos obtenidos por Grajales, que ayudaron a convertir a Avianca en una empresa fuerte, rentable y reconocida nacional e internacionalmente.

A través de un comunicado a nuestra sala de redacción, Avianca aclaró que la reestructuración organizativa está en su plan de financiación y prevé una reducción laboral, con lo cual aspira reducir en quince por ciento sus costos en mano de obra. En cuanto a la renegociación de los acuerdos de adquisición con el fabricante, citado por Rincón, la aerolínea destacó que se trata de una desaceleración en el ritmo de entregas, contemplado en su expansión sostenible.

Deja tu comentario.

También te podría gustar...

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com