Boeing 737 de Qantas experimenta falla de motor y se declara en emergencia

Tiempo de lectura: 2 minutos

Dice el conocido dicho que “las máquinas no tienen palabra de honor”, esto porque no importa el buen trato y mantenimiento adecuado, en cualquier momento pueden presentar una falla por el simple desgaste normal por su uso continuo. Y aquí hablamos de todo tipo de máquinas, no solo de aviones. Así que el hecho de que un avión reporte un problema durante un vuelo no sería noticia si no fuera porque pasó con uno de los aviones de una de las aerolíneas más seguras del mundo, la australiana Qantas Airways.

From the Cockpit

Qantas mantiene uno de los programas de mantenimiento más rigurosos de la aviación mundial, principalmente porque está lejos del resto del mundo y no pueden arriesgarse a que a la mitad del Pacífico un avión tenga problemas serios. Pero aún a la aerolínea más segura le pueden pasar estas cosas.

El vuelo QF144 del 18 de enero, entre Auckland (AKL), Nueva Zelanda, y Sídney (SYD), Australia, operado por un Boeing 737-800 con matrícula VH-XZB, se encontraba a 36,000 pies de altitud a 300 millas náuticas de Sídney cuando, de acuerdo con testimonios de pasajeros, se escuchó una explosión en el motor 2 que forzó a la tripulación a apagarlo en el vuelo y declarar en un primer momento “Mayday”, ya que no se sabía lo que causó el mal funcionamiento del motor.

El avión llevaba 145 pasajeros a bordo y comentaron que el avión se inclinó hacia un lado, pero luego volvió a la normalidad, unos 10 minutos después salió uno de los pilotos al pasillo y comenzó a observar el motor por las ventanillas, por lo que supieron que algo estaba mal.

El avión descendió a 20,000 pies de altitud y mantuvo su trayectoria, aterrizó aproximadamente 70 minutos después del incidente en la pista 34L de Sídney con seguridad, llegando al edificio terminal sin ningún problema. Antes del aterrizaje la tripulación les dijo a los pasajeros que al llegar habría equipos de emergencia por seguridad pero no debían preocuparse.

La llamada de “Mayday” fue cambiada posteriormente a “Pan-Pan”, ya que mayday implica que el avión está en peligro inminente y requiere asistencia, mientras que el aviso de pan-pan indica que hay un problema pero el avión y sus pasajeros no están en riesgo inminente; “pan” proviene de “posible asistencia requerida” por sus siglas en inglés.

Las fallas de motor no son frecuentes y los pilotos tienen continuamente prácticas en sus entrenamientos sobre cómo lidiar con este tipo de problemas en caso de que se presenten en un vuelo real.

From the Cockpit

El avión involucrado tiene el número de serie 39360 y número de línea 4192, fue fabricado septiembre de 2012 y entregado a Qantas en octubre de ese año, por lo que tiene apenas 10 años de servicio. Cuenta con una configuración de 12 asientos de clase Business y 162 de clase económica. Luego del incidente ha estado fuera de servicio y en revisión tanto por el personal técnico de Qantas como del Buró Australiano de Seguridad en el Transporte (ATSB). Previo a este vuelo había estado realizando operaciones entre Sídney y Auckland y Wellington, Nueva Zelanda, sin ningún incidente.

  • author's avatar

    By: Erick Haw Mayer

    Apasionado de la aviación y la industria automotriz de toda la vida, tiene una Licenciatura en Informática y un Postgrado en Comunicación y R.P. Aunque tiene experiencia en empresas del rubro automotriz y en Mexicana de Aviación, su vida profesional se ha dedicado más al periodismo especializado en todo tipo de medios impresos y electrónicos, incluyendo la revista Avión Revue de Latinoamérica.

  • author's avatar

Deja tu comentario.