Horas después de que los Estados Unidos anunció que prohibiría a las aerolíneas chinas aterrizar en su territorio en dos semanas, como respuesta a Pekín por dificultar y no permitir que los transportistas estadounidenses reanuden los vuelos comerciales de pasajeros a ciudades del país asiático, la Administración de Aviación Civil de China (CAAC) anunció durante la mañana de este jueves 4 de junio, un aflojamiento en la prohibición de vuelos internacionales operados por extranjeros a partir de la próxima semana, siguiendo las reglas establecidas por el organismo.

Sin hacer referencia al anuncio del Departamento de Transporte de los Estados Unidos (DOT), el organismo aeronáutico chino anunció que las aerolíneas extranjeras actualmente impedidas de volar al país por las medidas de seguridad ante la pandemia global del nuevo coronavirus (COVID-19), podrán a partir del próximo lunes 8 de junio, eligir una ciudad —dentro de una lista de destinos aprobados—, para reanudar los vuelos al país, inicialmente con una frecuencia semanal; las frecuencias se incrementarán progresivamente siguiendo una regla establecida, teniendo en cuenta el número de pasajeros positivos con el coronavirus a bordo durante el desembarque en China. 

Sí todos los pasajeros a bordo del único vuelo semanal dan negativo para el coronavirus (COVID-19) durante tres semanas consecutivas, la aerolínea podrá sumar una frecuencia semanal más y así sucesivamente, señaló el organismo. Sin embargo, sí cinco o más pasajeros dan positivos a bordo del vuelo semanal, la aerolínea tendrá que suspender la ruta por una semana; la suspensión puede incrementarse a cuatro semanas sí diez o más pasajeros a bordo dan positivo al virus.

Los transportistas extranjeros tienen prohibido de volar a China desde miércoles 25 de marzo, a raíz del estallido del nuevo coronavirus (COVID-19), que comenzó en el país asiático, en la ciudad de Wuhan, en Hubei, y luego se salió de control de las autoridades de salud chinas, esparciéndose rápidamente en todo el mundo; las aerolíneas estadounidenses ya habían suspendido los vuelos al país dos semanas antes, el miércoles 11 de marzo. La intención de todas ellas era reanudar sus respectivos vuelos y destinos a China desde principios de este mes, sin embargo, las autoridades del país han estado obstaculizando el proceso; las afectadas, American, Delta y United, luego se quejaron al gobierno de los EE.UU.

En represalia, por orden de Donald Trump, fue durante la noche de este miércoles 3 de junio, que el Departamento de Transporte de los Estados Unidos (DOT) anunció que prohibiría las aerolíneas chinas de aterrizar en el territorio del país norteamericano a partir del martes 16 de junio, sujeto a anticipación. A finales de mayo, el gobierno chino ya había anunciado que estaba considerando reabrir muy pronto los cielos del país a operadores extranjeros, después de numerosas críticas de otros países por también dificultar la reanudación de vuelos y destinos por las respectivas aerolíneas de cada nación, mientras que las chinas seguían volando.

  • author's avatar

    Por: Erick Cerqueira

    Amante de la aviación desde el nacimiento, trillando caminos hacia vuelos más altos.

    Bachillerato en Relaciones Internacionales por la Federal University of Sergipe (UFS).

    En Instagram @_erickcerqueiraf | erick.cerqueira@transponder1200.com

  • author's avatar

Deja tu comentario.