Conoce la historia del Super Guppy

Transportar carga voluminosa por largas distancias ha sido un problema con el que ha lidiado la industria del transporte. Con el paso del tiempo, los aviones fueron desarrollándose y se crearon soluciones muy creativas para esta problemática. En la década de los 60’s, la compañía Aero Spacelines llegó para enfrentar la dificultad de la NASA para trasladar equipo enorme. Algunos pensarán que su silueta no es muy agradable a la vista. Sin embargo, el Super Guppy lo compensa con su enorme eficiencia y con su gran capacidad interior. Asimismo, puede considerarse el precursor de los enormes Airbus Beluga, Boeing Dreamlifter y el Antonov AN-225. Aquí la historia de un pionero en el transporte de carga de gran volumen.

From the Cockpit

En medio de la carrera espacial, la NASA requería transportar carga hacia el Centro Espacial Kennedy. Por lo que el Super Guppy se diseñó especialmente para trasladar satélites, componentes de cohetes y de naves espaciales que la NASA requería. La complicación era que transportarlos por tierra no era viable por los obstáculos en el camino como postes de luz, túneles, cableado, etc. Llevarlo por mar tampoco era opción pues el tiempo aumentaba considerablemente y la mercancía susceptible podría llegar a dañarse en caso de oleaje intenso.

Super Guppy. Foto: NASA.

En 1960 Aero Spacelines nació con la solución a los problemas. La iniciativa surgió en la mente del Piloto retirado de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, John M. Conroy y el empresario Lee Mansdorf. Obtuvieron financiamiento y conformaron la empresa Aero Spacelines en el Aeropuerto Van Nuys en Los Ángeles. El proyecto consistiría en modificar el novedoso Boeing 377 Stratocruiser para incrementar la capacidad dentro de su fuselaje.

El primer equipo que surgió del proyecto fue el Pregnant Guppy en 1962, la versión preliminar del Super Guppy. Las alas, los motores, el empenaje, la nariz y la cabina permanecieron intactos. Sin embargo, el Pregnant Guppy contó con el compartimento de carga más grande instalado en una aeronave. El espacio adicional al fuselaje lo llevó a asemejarse al pez del que recibe su nombre. Gracias a este avión, la NASA pudo transportar equipo sobredimensionado hacia el Centro Espacial en tan solo 18 horas, en comparación de los 18 a 21 días que le tomaba enviarlo por barco.

El programa fue tan exitoso que en 1965 la compañía construyó una versión más larga, el Super Guppy. Contó con motores más potentes y una cabina presurizada. La sección delantera de este avión está completamente articulada, por lo que puede abrir y exponer su gran espacio interior. La aeronave cuenta con un fuselaje muy amplio, mide 7.6m de alto, 7.6 de ancho y 33.8m de largo. Aero Spacelines continuó como propietario y lo operó hasta 1972, cuando la NASA lo compró. Este avión estuvo apoyando los programas Apollo, Gemini, Skylab y la Estación Espacial Internacional. En sus 32 años de servicio, voló más de 3 millones de millas.

Super Guppy. Foto: NASA.

RELACIONADO
Video | Conoce el Super Guppy

Posteriormente se produjo una nueva versión, el Super Guppy Turbine (SGT) con mejoras en el rendimiento y confiabilidad de sus motores. En total se produjeron 4 SGT y formaron parte de la flota de empresas como Airbus. El fabricante de aeronaves lo utilizó para transportar grandes componentes del fuselaje de sus Airbus A300 por toda Europa entre las décadas de los 70’ y los 90’s. Cuando Airbus lo retiró, la NASA adquirió el SGT número 4 para reemplazar el Super Guppy inicial.

El SGT de la NASA continúa en servicio actualmente. Sus especificaciones y costo de operación han llamado la atención de entidades del gobierno; de tal manera que el SGT ha transportado aeronaves como los T-38 de la Fuerza Aérea y los V-22 de la Marina. Sin duda el Super Guppy ha impulsado fuertemente el desarrollo espacial de Estados Unidos.

  • author's avatar

    Por: Uri Luna

    Ing. en Aeronáutica y Piloto Comercial, apasionado por los aviones y el espacio exterior. En sus ratos libres es un entusiasta de la natación, los viajes y la comida.

  • author's avatar

Deja tu comentario.

También te podría gustar...