Desguazan en África el último Douglas C-47 ensamblado

El 30 de junio de 1960, en medio de un gran período de descolonización en el continente africano, el Congo Belga obtiene su independecia del Reino de Bélgica, convirtiéndose en una nueva nación africana en el contexto de la guerra fría, donde para las partes involucradas, sumar el apoyo de un nuevo país, era de gran importancia estratégica y geopolítica.

La conquista de la independencia pronto se convierte en una guerra civil, por un lado, el General Joseph Desiré Mobutu (Mobutu Sese Seko), con el apoyo de los Estados Unidos, reclama el gobierno nacional; del otro, el líder anticolonial y político congoleño, Patrice Lumumba, claramente alineado con la Unión Soviética (URSS), asciende al poder; ante la crisis política y el conflicto armado, a través de un golpe militar, el General Mobutu toma el control del país.

En este contexto de guerra fría y alineamientos, en 1963, Mobutu es invitado a una visita de estado a la capital estadounidense Washington, donde es recibido por su homólogo, John F. Kennedy. De acuerdo con las buenas costumbres y tradiciones, el General recibió un obsequio del mandatario estadounidense para subrayar las relaciones duraderas entre los dos países; ello, un Douglas C-47 Dakota, versión militar del clasico Douglas DC-3.

Este avión, sin embargo, no es un modelo cualquiera; se trata del último C-47 Dakota ensamblado, variante C-47B-50-DK, que recibió la matrícula 9Q-CAM (s/n 17142/34409). El avión salió de la línea de ensamblaje del fabricante estadounidense el 23 novembro de 1945, siendo pronto incorporado por la Fuerza Aérea de los Estados Unidos (USAF).

En los últimos cincuenta y seis años, de 1963 a la fecha, muchos cambios han tenido lugar en todo el mundo y el veterano avión, de manos en manos, fue almacenado y abandonado por su último operador, una aerolínea congoleña, aún en la década de 1990, en el Aeropuerto Internacional de Goma. Hasta que hace cuatro años, el grupo estadounidense que escribió el libro The Dakota Hunter, descubrió el legado y la historia detrás del icónico avión, que a pesar de los años, todavía estaba en buenas condiciones.

Durante estos cuatro años, se han realizado esfuerzos por parte del equipo estadounidense, que se dedica a la preservación de unidades del DC-3/C-47 en todo mundo, para recuperarlo y trasladardo a Estados Unidos o Europa, donde seguramente, por su carga histórica, sería recibido en cualquier museo. El transporte de la República Democrática del Congo debería hacerse por tierra, hasta un puerto, donde sería transportado en un buque para su restauración.

Sin embargo, a pesar de los esfuerzos, la misión se hizo imposible debido a la pobre infraestructura e inseguridad del país, donde el convoy en tierra podría ser atacado por grupos insurgentes, mercenarios o señores de la guerra locales. Y para la tristeza de los amantes de la historia y la aviación, el pasado jueves 14 de noviembre, las autoridades congoleñas han desguazado el avión. La información fue anunciada por Hans Wiesman, del The Dakota Hunter, a través de sus redes sociales. En la publicación, el autor y el piloto destacó la labor para rescatarlo, con la búsqueda de inversiones para el transporte, pero destacando la imposibilidad trasladarlo del país, excepto volándolo, lo que desafortunadamente, ya no se puede hacer.

Fotos: Hans Wiesman/The Dakota Hunter/Blog

Deja tu comentario.

También te podría gustar...

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com