El nuevo helicóptero de NASA podría llegar a Marte en el 2020

Desde el primer vuelo en 1903, los vuelos han sido piezas importantes en la transformación de nuestras vidas y la ingeniería. Ahora, estamos moviéndonos a pasos agigantados para poder adaptar la aeronáutica terrestre, en Marte. Ya no solamente podemos ir más alto, más rápido y más seguros, ahora podemos también llevar helicópteros fuera de este planeta. Sabemos los principios básicos de aerodinámica, sin embargo, los ajustes para poder volar en una atmósfera tan delgada como la de Marte requieren de mucho esfuerzo, pero ya es posible.

El helicóptero Mars será el primero en realizar múltiples despegues y aterrizajes sobre la superficie marciana, como parte de una misión de exploración de la NASA, pesa alrededor de 1.8 kilos y su fuselaje se asemeja en tamaño al de una pelota de softball, sus palas giran a alrededor de 3,000 revoluciones por minuto, casi 10 veces el ritmo ocupado por helicópteros en la Tierra para poder soportar el vuelo ya que la atmósfera marciana es de tan solo 1% de la terrestre.

El helicóptero volará hasta 90 segundos a la vez, en altitudes de hasta 10 a 15 pies (3 a 5 metros) y a una velocidad de 10m/s de manera autónoma, así mismo no incluye una cauda o cola con el rotor extra que evita la inestabilidad de vuelo en los helicópteros terrestres y en su lugar, la estabilidad se logrará mediante la computadora de control autónomo. Los ingenieros aprenderán mucho sobre volar un helicóptero en Marte con cada vuelo, ya que nunca se ha hecho antes.

Este helicóptero, que planea lanzarse en julio de 2020, demostrará el primer vuelo controlado, motorizado y sostenido en otro mundo. También podría allanar el camino para futuras misiones que guían a los exploradores y recopilan datos científicos e imágenes en lugares que antes eran inaccesibles en Marte. Esta nueva y emocionante tecnología podría cambiar la forma en que exploramos Marte.

Sumando a la trascendencia de este proyecto, la estudiante de la UNAM, Regina Apodaca Moreno realizó simulaciones de vuelo cuando colaboraba en una estancia de cuatro meses en un programa de internos en el Centro de Investigación Ames de la NASA, en California.

En su tesis, Regina aborda el estudio de la interacción entre el aire y la arena del suelo, durante el despegue y llegada del helicóptero. “Cuando estos equipos aterrizan en la arena, como en Afganistán, generan una enorme nube de polvo. Como en la superficie de Marte hay algo parecido a arena, no queremos que dañe sensores o al helicóptero mismo”.

Los helicópteros autónomos como éste podrán ser cada vez más grandes y ser capaces de transportar cargas científicas para investigar múltiples sitios en Marte. Los futuros helicópteros también podrían usarse para volar a lugares en Marte a los que los rovers no pueden llegar, como acantilados o paredes de cráteres. Incluso podrían ayudar con la exploración humana algún día. El futuro aeronáutico está llegando y los mexicanos podemos ser parte de ello.

Deja tu comentario.

También te podría gustar...

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com