En medio de la crisis que está viviendo la industria de la aviación a consecuencia de la pandemia del Coronavirus (COVID-19), la aerolínea Emirates ha recibido 7,300 millones de dirhams ($2,000 millones de dólares) por parte del gobierno de Dubái. Así lo informó el medio Reuters, al identificar unos prospectos de bonos.

Esta inyección de capital por parte del gobierno, se realizó después de que el príncipe heredero de Dubái, prometiera desde el pasado mes de marzo acciones a Emirates para que pudiera superar la actual crisis. Hasta el momento ni el gobierno ni la aerolínea, han realizado una declaración formal por la inyección de capital.

El pasado mes de mayo Emirates dijo que planeaba endeudarse para gestionar el impacto de la pandemia. Durante el primer trimestre del 2020, la aerolínea pudo recaudar un total de 4,400 millones de dirhams.

Emirates ha sufrido los embates del COVID-19 a principios de junio, e inició con los recortes de personal, eliminando a 600 de sus pilotos del A380, así como a 6,500 tripulantes de cabina y a algunos ingenieros.

Para hacer frente a la situación actual, la aerolínea ha planeado acciones extraordinarias, a finales del mes de junio Emirates realizó la conversión de uno de sus diez Boeing 777 de pasajeros para que transportaran carga, esto como una acción temporal debido a la pandemia.

Este mes de agosto la aerolínea pidió a su tripulación de cabina que se tomara una licencia voluntaria sin goce de sueldo, además que los despidos dentro de la aerolínea continúan, sin que se sepa hasta el momento un número exacto.

  • author's avatar

    Por: Hans Bravo

    Arquitecto, Piloto Comercial de Ala Fija y Spotter Fotógrafo de Transponder 1200

  • author's avatar


Deja tu comentario.