“En caso de una despresurización…” ¿Cómo funcionan las mascarillas de oxígeno?

Al abordar un avión, invariablemente escuchamos la oración “en caso de una despresurización…” en todas las demostraciones de seguridad, sin embargo ¿Qué tanto estamos conscientes de esta situación que se da por hecho, pero de la que depende el bienestar del pasajero? Y que, aunque infrecuente, implica un problema potencialmente peligroso.

Al verse envuelto en este escenario, las mascarillas de pasajeros aportarán flujo de aire únicamente por 15 minutos, sin embargo, debería ser tiempo suficiente para que los pilotos a cargo del vuelo puedan realizar alguna maniobra para restablecer el nivel de oxígeno necesario para respirar correctamente, ya sea descendiendo a un nivel de vuelo donde se pueda respirar sin problema o solucionando la falla que pudo haber ocasionado la fuga de presión.

Los aviones emulan las condiciones de presión atmosférica y concentración de oxígeno que hay en tierra, creando un ambiente artificial seguro. Este es un proceso imprescindible a la hora de viajar a determinadas altitudes donde el nivel de oxígeno es muy bajo, sin embargo, muy pocos pasajeros conocen acerca de su vital importancia.

Cuando ocurre una despresurización por una fuga de aire o por alguna falla de algún sistema, los niveles de oxígeno y presión no son los mismos, por eso es que caen las máscaras amarillas en la cabina de pasajeros, caerán automáticamente si la altitud de la cabina excede los 14.000 pies o bien si son accionadas desde la cabina de pilotos, en las cuales el flujo de oxigeno es controlado por paneles, y suministrado por máscaras oro-nasales; en estas mascarillas sin embargo no circulan oxígeno puro, más bien, el aire respirado es producto de una reacción química formada a partir de diversos compuestos no gaseosos ricos en oxígeno como el clorato de sodio y peróxido de bario, que al reaccionar producen este elemento.

Las mascarillas en la cabina de pilotos tienen un suministro de oxígeno mucho más prolongado y siempre son probadas antes del primer vuelo, son llamadas quick donning ya que su colocación debe ser muy rápida y ajustar completamente al rostro del piloto. ¿Por qué debe de hacerse rápidamente? De acuerdo el fabricante aeroespacial Airbus, si un avión pierde presión a 40.000 pies de altitud, las personas disponen de tan sólo 18 segundos de “conciencia útil”.

Uno de los accidentes más sonados debido a una despresurización en un avión fue el del Helios ZU522 en el año 2005, en el cual las mascarillas de la cabina de pasajeros se desplegaron sin embargo los pilotos al no usar el oxígeno suplementario se vieron incapacitados hasta el punto en el que todos quedaron inconscientes, el avión impactó contra el terreno al quedarse sin combustible. Sin lugar a dudas, un hecho que revela la importancia de el correcto funcionamiento de las mascarillas de oxígeno en las aeronaves y su correcto empleo.

Deja tu comentario.

También te podría gustar...

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com