El primer ministro paquistaní, Imran Khan, mientras presidía una reunión el pasado martes 9 de junio sobre el accidente con el vuelo PK8303, ocurrido a finales de mayo y que resultó en la muerte de 98 personas, incluyendo una en tierra, ordenó a las autoridades de aviación del país reestructurar la aerolínea estatal y de bandera Pakistan International Airlines (PIA), que según el gobierno, sufre pérdidas mensuales de 3.6 millones de dólares; el mayor obstáculo para su reestructuración será la plantilla de empleados, que desde hace años, impiden reformas a través de procedimientos legales en la justicia.

En la reunión, Khan se enteró con los ministros de la aviación, de la información y otros altos funcionarios del gobierno paquistaní que, en los últimos doce años, la aerolínea estatal ha tenido diez directores ejecutivos y que cada año, pierde alrededor de 14 millones de dólares sólo con el pago de sueldos a su gigante fuerza laboral, que según el actual director ejecutivo, Muhammad Arshad Malik, está compuesta por más de 14.000 empleados. El primer ministro pidió a los actuales directivos que concentren sus esfuerzos en reducir los gastos y aumentar las ganancias. 

En la ocasión, un plan de reestructuración para Pakistan International Airlines (PIA), con las reformas necesarias y como implementarlas, fue presentado al primer ministro, que orientó al director ejecutivo y los ministros a utilizar los enormes activos domésticos y extranjeros de la aerolínea de una manera completamente transparente y clara en el proceso de reorganización y reestructuración, incluyendo mejorar y modernizar la flota del transportista, para no necesitar de ayuda financiera del país, que también enfrenta dificultades resultantes de la crisis del nuevo coronavirus (COVID-19).

El plan de reestructuración ya debería estar en marcha, señaló Malik; sin embargo, su mandato de dieciséis meses al frente de la aerolínea sufrió un retraso de cuatro meses, ya que empleados insatisfechos con su plan reformista, han apelado a tribunales para prohibir su toma de posesión. Según el ejecutivo, este también será el mayor obstáculo para el proceso de reestructuración, ya que desde hace años, durante intentos pasados de reestructurar la compañía estatal y empleados impiden las reformas a través de procedimientos legales en la justicia paquistaní, que es burocrática y lenta.

La aerolínea estatal y de bandera del país enfrenta sucesivas enormes pérdidas financieras; según periódicos paquistaníes, en los últimos tres años, Pakistan International Airlines (PIA) ha acumulado una pérdida de más de 169 millones de rupias pakistaní. Con más de 14.000 empleados, su flota está compuesta por treinta aeronaves, que atienden a más de cincuenta destinos domésticos e internacionales en todo el mundo. Por los últimos accidentes e incidentes, que no son pocos, la aerolínea es frecuentemente cuestionada por el público acerca de su fiabilidad y seguridad.

Foto: Dale Coleman/Wikipedia

  • author's avatar

    Por: Erick Cerqueira

    Amante de la aviación desde el nacimiento, trillando caminos hacia vuelos más altos.

    Bachillerato en Relaciones Internacionales por la Federal University of Sergipe (UFS).

    En Instagram @_erickcerqueiraf | erick.cerqueira@transponder1200.com

  • author's avatar

Deja tu comentario.