Esta es la increíble historia de los Boeing 747 de la NASA

Los icónicos aviones Boeing 747 de la NASA acumularon numerosas horas de vuelo desde su primer despegue en los 70s al servicio de American Airlines y Japan Airlines hasta el retiro en servicio del proyecto de los transbordadores espaciales.

Estos aviones de los cuales la agencia estadounidense disponía, se tratan de dos aviones Boeing 747 especialmente modificados, los cuales fueron fabricados originalmente para uso comercial. Uno es modelo 747-100, mientras que el otro es un 747-100SR (de corto alcance); ambos son idénticos en apariencia y en uso denominado Shuttle Carrier Aircraft – SCA (avión para transporte de transbordadores).

Aunque los transbordadores tenían una similar apariencia de avión, estos eran incapaces de volar para trasladarse de un lugar a otro, para ello, la NASA utilizó a los jumbo para transportar a los transbordadores espaciales montados en el fuselaje del avión desde los sitios de aterrizaje de vuelta al Centro Kennedy en Florida, así como hacia y desde otras ubicaciones tan distantes que la entrega por transporte terrestre está excluida.

Fue en 1983 que recibieron su pintura espacial, cuando la NASA los pintó a su emblemático blanco y azul actuales antes de volar a Europa junto con el transbordador Enterprise para su exhibición en Inglaterra, en el Salón Aeronáutico de París y en la Feria Mundial de 1984 en Nueva Orleans.

Las características que hacen a estos aviones diferentes de cualquier otro Boeing 747 son:

  • Tres puntales con refuerzo estructural interior en el avión que sobresalen de la parte superior del fuselaje, al cual el orbitador estaba sujeto.
  • Dos estabilizadores verticales adicionales, uno en cada extremo del estabilizador horizontal estándar, que mejora la estabilidad direccional en la combinación de avión y nave espacial en vuelo.
  • Se retiraron todos los muebles y equipos interiores detrás de las puertas No. 1.
  • Instrumentación especializada utilizada por las tripulaciones e ingenieros de vuelo para monitorear cargas eléctricas del orbitador durante los vuelos ferry y durante las operaciones de vuelo.

Los dos aviones jumbo operaban bajo el control operacional del Centro Espacial Johnson en Houston pero su base era el Dryden Flight Research Center Edwards, en California, debido a las condiciones climáticas áridas.

El primer avión adquirido por la NASA fue el denominado 905. El cual se compró a American Airlines en 1974. Pasó por numerosas pruebas en túneles de viento para reducir la turbulencia y tener un desempeño óptimo. Estos estudios de la NASA ayudaron a la Administración Federal de Aviación a modificar los procedimientos de vuelo para aviones comerciales durante los despegues y aterrizajes del aeropuerto. Tras los estudios de los vórtices en la turbulencia de estela, el NASA 905 fue modificado por Boeing a su actual configuración de Shuttle Carrier Aircraft y el avión fue devuelto a Dryden para realizar pruebas de aterrizaje, ocho con los orbitadores a bordo y cinco con el avión solo. Estos vuelos además de las pruebas de rodaje en tierra y de planeo fueron los que certificaron a las aeronaves para realizar su trabajo en transportar a los seis transbordadores espaciales, estando más cerca cada vez de hacer posible los vuelos orbitales.

Durante las modificaciones, Boeing instaló un sistema de escape para la tripulación en cabina, que consistía en un túnel de salida desde la cubierta hasta una escotilla en la parte inferior del fuselaje activada con pirotecnia que además liberaba las ventanas en la cabina. Sin embargo, el sistema de escape fue removido del NASA 905 al terminar las pruebas de certificación.

El NASA 905 voló 70 de las 87 misiones con transbordadores durante la fase operativa del programa, incluidos 46 de los 54 vuelos desde Dryden al Centro Espacial Kennedy. Después de que los orbitadores se retiraron, la NASA 905 voló tres misiones más, entregando los transbordadores a los museos donde se encuentran actualmente en exhibición. Fue retirado a finales de 2012, hasta ese momento había acumulado 11,018 horas de vuelo en 42 años, y realizado 6.335 despegues y aterrizajes.

Este avión fue el único utilizado por la NASA hasta 1990 cuando arribó el segundo Boeing 747 con las mismas especificaciones, el NASA 911.

El NASA 911 fue el segundo Shuttle Carrier Aircraft de la agencia espacial, construido en 1973 cuando entró en servicio con Japan Airlines, y adquirido por la NASA en 1989. Fue modificado por The Boeing Co. y entregado a la NASA con la nueva configuración el 20 de noviembre de 1990. Hasta su retiro en 2012, acumuló 33,004 horas de vuelo durante sus 38 años, incluyendo 386 vuelos como un avión de transporte de la NASA, 66 de los cuales fueron vuelos con un transbordador.

Especificaciones de los Boeing 747 de la NASA:

  • Envergadura: 195 pies 8 pulg.
  • Longitud: 231 pies 10 pulg.
  • Altura: parte superior del estabilizador vertical, 63 pies 5 pulg. A la parte superior de área de la cabina, 32 pies 1 pulg.
  • Peso básico: NASA 905, 318,053 lbs. NASA 911, 323,034 lbs.
  • Peso bruto máximo en taxeo: 713,000 libras.
  • Peso bruto máximo de liberación de frenos: 710,000 libras.
  • Peso bruto máximo de aterrizaje: 600,000 libras.
  • Motores: cuatro motores Pratt y Whitney JT9D-7J turbofan. Cada uno produce 48,600 libras. de empuje.
  • Límite de velocidad con o sin un orbitador: 250 nudos o Mach 0.6.
  • Altitud: Crucero con orbitador, 13,000-15,000 pies, Altitud crucero sin orbitador, 24,000-26,000 pies.
  • Temperatura mínima en altitud: 15 grados Farenheit (-9 grados Celsius) con orbitador acoplado.
  • Rango de alcance: Con orbitador coplado, 1,000 millas náuticas (con reservas); máximo sin orbitador, 5,500 millas náuticas
  • Capacidad de combustible: 47,210 galones (316,307 lbs) de combustible para reactores.
  • Tripulación: dos pilotos y un ingeniero de vuelo; se requería un ingeniero adicional al llevar el transbordador acoplado.

Con información de NASA

Foto: NASA / Carla Thomas

Deja tu comentario.

También te podría gustar...

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com