KLM desvela la nueva casita de cerámica por su aniversario número 102

Tiempo de lectura: 2 minutos

Esta nueva casa de KLM llega solo tres semanas antes de que el cine Tuschinski celebre su centenario. Este impresionante cine fue inaugurado el 28 de octubre de 1921 por el polaco Abraham Icek Tuschinski. Con Hermann Ehrlich y Hermann Gerschtanowitz, Tuschinksi había construido un imperio cinematográfico en Rotterdam cuando un terreno cerca del Munt en Ámsterdam llamó su atención.

El cine que surgió aquí reunió varios estilos arquitectónicos: Amsterdam school, art nouveau y art deco. Cuando se inauguró, el periódico Het Vaderland escribió: “La fachada monumental del Tuschinski, con sus finas líneas y su hermosa piedra, desmiente el juego de luces que triunfa en su interior”. Esta combinación de estilos resuena en todo el edificio en coloridos murales y el brillo ambiental de sus lámparas ornamentales.

Abraham Tuschinski organizó estrenos de películas de gala en Rotterdam y Ámsterdam, que atrajeron a las principales estrellas internacionales de la época. También presentó la alfombra roja a los Países Bajos. El actual propietario del cine, Pathé, ha llevado a cabo un extenso trabajo de restauración en el edificio, restituyendo su atmósfera única. A principios de este año, el Tuschinski fue proclamado el cine más bello del mundo por la revista británica Time Out.

Sobre la casita especial de este año representando el especial teatro, el Presidente y Director General de KLM Royal Dutch Airlines, Pieter Elbers, indicó:

Ahora que el mundo comienza a reabrirse gradualmente, esperamos llevar a nuestros pasajeros a lugares especiales, como el cine Tuschinski. Al igual que KLM, el Tuschinski tiene una larga historia. La filosofía de Abraham Tuschinski es también la de KLM, crear una sensación de calidez, de hogar, para brindar a los clientes una experiencia memorable. La casa miniatura en cerámica de Delft del teatro Tuschinski es una hermosa adición a la colección de KLM.”

KLM obsequia estas casas miniatura en cerámica de Delft, que contienen ginebra Bols Jenever, a los pasajeros que viajan en la clase World Business Class, en vuelos intercontinentales, desde la década de 1950. Las casas son réplicas de edificios conocidos en los Países Bajos, y son objetos de colección muy buscados. Desde 1994, el número de la casa coincide con los años que cumple KLM, y una nueva miniatura se agrega a la colección cada año en torno al aniversario de KLM, a nivel mundial, cada 7 de octubre.

Deja tu comentario.

También te podría gustar...