A través de un video, KLM explica cómo se mantiene la calidad del aire a bordo de sus aviones, y cómo el riesgo de contaminación es muy bajo, mucho más bajo que en otros ambientes interiores.

Esto es gracias a que el aire en la cabina se refresca constantemente, cada tres minutos, con nuevo aire del exterior. Esto quiere decir que durante el vuelo, al menos el 50% del aire de las cabinas se ha cambiado continuamente. Mientras que el otro 50% es filtrado a través de filtros HEPA (High Efficiency Particulate Air), un filtro altamente eficiente, que limpia a intervalos regulares. Estos filtros son los mismos que se utilizan en los principales entornos clínicos como los quirófanos de los hospitales, y la producción de chips semiconductores. Los filtros HEPA capturan el 99,999% de virus y bacterias incluyendo el coronavirus.

Además, el aire en las cabinas en las que viajan los pasajeros de KLM, fluye del techo al suelo, y no de adelante hacia atrás, esto crea un flujo de aire limpio más efectivo. Todo esto significa que se les proporciona a las personas alrededor de 80 veces más aire fresco que el que necesitarían respirar normalmente durante el vuelo.

Salud y seguridad de los clientes y empleados son la máxima prioridad para KLM.

El vuelo de KLM entre Ámsterdam y la Cd. de México se mantiene operando para viajes indispensables y se realiza con un Boeing 787-9. Para más información sobre las 5 frecuencias disponibles le invitamos a ingresar en nuestro sitio www.klm.com.mx.

  • author's avatar

    Por: Redacción

    «Uniendo al mundo de la aviación, en una misma frecuencia».

  • author's avatar

Deja tu comentario.