La nueva generación de viajes supersónicos, ¿real y asequible?

Tiempo de lectura: 3 minutos

Actualmente se encuentran en desarrollo programas de una nueva generación de aviones de pasajeros supersónicos, desde jets ejecutivos hasta aviones comerciales de mayor capacidad. Desde el retiro de servicio del anglo-francés Concorde, ha hay ningún avión que pueda transportar pasajeros a una velocidad superior a la del sonido; aunque los fabricantes y las aerolíneas buscan más la eficiencia que la velocidad, puede haber un nicho de mercado que requiera lo contrario.

Recientemente en redes sociales circuló un artículo que replicaron varios medios de comunicación, sobre los desarrollos de Boom Supersonic que decía que se puede volar a cualquier lugar en cuatro horas y el costo sería de $100 dólares (aproximadamente $2000 pesos), lo que causó revuelo en las redes.

La información, por supuesto, es más publicitaria de la empresa que una realidad; si se lee el artículo las opiniones de expertos dicen que alcanzar el objetivo podría tomar todavía al menos 20 años y unas tres generaciones de la tecnología.  La misma página web de Boom indica que los tiempos de vuelo entre ciudades importantes son aproximadamente la mitad de lo que toman en un jet comercial actual. Así que vuelos entre EE.UU. y Europa que duran entre 7 y 9 horas, efectivamente tendrían un tiempo promedio de unas 4 horas. No así Los Ángeles-Australia de 8:30 horas, Los Ángeles Seúl 6:45 horas o San Francisco-Tokio 6 horas.

Versión del «Air Force One» con el avión de Exosonic.

El reto de los costos

Sobre el precio de $100 dólares, no se especifica de dónde se sacó la cifra, pero está absolutamente fuera de la realidad a corto plazo. El objetivo con su avión ‘Overture’ es que los precios sean similares a la clase Business de los vuelos actuales con la ventaja de la reducción del tiempo.

Pero lo importante es que los viajes comerciales supersónicos podrían estar de regreso hacia el final de la década. Uno de los retos más importantes es precisamente los costos de operación del avión. El Concorde era en realidad inviable si a la operación se le sumaba el costo de capital, tanto Air France como British Airways solamente consideraban los costos de operación del avión y aún así los precios eran muy altos.

Pero las empresas que están actualmente desarrollando los programas de los nuevos aviones supersónicos piensan que esto puede superarse. La empresa Exosonic, que trabaja junto con la Fuerza Aérea de EE.UU. en los viajes ejecutivos supersónicos, espera poder realizar vuelos entre Nueva York y Los Ángeles en alrededor de 3 horas; o de Londres a Shanghái en 5 horas y hasta Hong Kong en 6. Sus planes son ambiciosos sobre todo por las restricciones que puede haber tanto en costos como en vuelos sobre tierra por el boom sónico, que también hay que solucionar.

RELACIONADO
Boom Supersonic recibe contrato para crear el primer Air Force One supersónico

Y la empresa dice abiertamente que uno de los objetivos es ofrecer tarifas atractivas para el transporte supersónico, es decir, que los precios sean similares a un asiento de clase Business actual, gracias a la economía del avión que tendrá costos mucho menores a los que se tenían con el Concorde.

El Director de Exosonic, Norris Tie, comentó en una entrevista que:

Hemos hecho un extenso trabajo de análisis de costos, tanto operacionales como fijos, consumo de combustible, etc., para determinar cuáles son los que más influyen en un avión supersónico. Y lo que encontramos es que los costos de combustible serán mucho menores que en Concorde. Es difícil utilizar al Concorde para una comparación directa porque son aviones muy diferentes en tiempos diferentes. Pero en general, si vemos al Exosonic como avión aparte, con el número de asientos que se ofrecerán, se pueden ofrecer boletos al precio de una clase Business, entre $2500 y $5000 dólares por viaje sencillo, dependiendo de la distancia del vuelo”.

Negocio viable

Aunque los precios seguirán siendo altos para el pasajero promedio que viaje en clase económica, hay aerolíneas que ofrecen cabinas de Business con más de 70 asientos en aviones grandes. Con la capacidad del avión de Exosonic entre 50 y 70 asientos, será razonable tener buenos factores de ocupación.

Como comparación, el precio de un viaje redondo en el Concorde en los ‘90s entre Nueva York y Londres, rondaba los $8,000 dólares; tomando en cuenta la inflación, a precios de hoy serían alrededor de $13,000 dólares. Esto significa que costará la tercera parte de lo que costaba el Concorde en el avión de Exosonic.

El Aerion AS2 ya no será producido dado que la empresa no pudo continuar.

Es una pena que la tercera empresa que trabajaba en el desarrollo de aviones supersónicos, Aerion Supersonic, haya decidido la semana pasada salir del negocio por falta de capital. Pero tanto Boom como Exosonic siguen adelante con sus proyectos. El mundo ha cambiado mucho desde que el Concorde finalizó sus operaciones comerciales, y las nuevas tecnologías para los aviones, como la ingeniería para reducir el boom sónico un reducido consumo de combustible junto con los combustibles sustentables, atacarán varias de las dificultades que se tenían para los viajes supersónicos. Y si además pueden reducir las tarifas por asiento en los aviones, los programas podrán tener un buen comienzo.

Fotos: Boom / Exosonic / Aerion

  • author's avatar

    Por: Erick Haw Mayer

    Apasionado de la aviación y la industria automotriz de toda la vida, tiene una Licenciatura en Informática y un Postgrado en Comunicación y R.P. Aunque tiene experiencia en empresas del rubro automotriz y en Mexicana de Aviación, su vida profesional se ha dedicado más al periodismo especializado en todo tipo de medios impresos y electrónicos, incluyendo la revista Avión Revue de Latinoamérica.

  • author's avatar

Deja tu comentario.

También te podría gustar...