Más problemas con el Boeing 787 descubiertos durante inspección de calidad

Boeing amplió la inspección de unidades recién producidas del Boeing 787 después de descubrir que los conocidos problemas de unión de secciones del fuselaje, descubiertos en agosto pasado y que han resultado en la puesta en tierra de ocho aeronaves del modelo, no se han limitado a la sección del empenaje. La información fue revelada este lunes, 14 de diciembre, por The Wall Street Journal, citando fuentes cercanas a las autoridades y al fabricante aeronáutico.

Según la publicación, los constantes retrasos en las entregas de los 787 Dreamliner se deben a la necesidad de una nueva (y más detallada) inspección del fuselaje del modelo, con la descubierta de nuevos problemas de ensamblaje. Los defectos en cuestión son puntos donde la superficie del fuselaje compuesto de carbono no es tan suave como debería ser; estas áreas pueden crear pequeños huecos donde las secciones del fuselaje están interconectadas y que pueden resultar en fatiga estructural prematura, que puede requerir reparaciones extensas.

Los ingenieros de Boeing y las autoridades aeronáuticas estadounidenses están de acuerdo en que el problema recién descubierto no representa un riesgo de seguridad inminente, han señalado una de las fuentes. Pero es probable que el nuevo problema aumente una revisión de la Administración Federal de Aviación (FAA) sobre las salvaguardas de ensamblaje del Boeing 787, provocada a principios de este año por otros defectos, apuntó. El mismo problema se había identificado anteriormente, sin embargo, solo en la sección del empenaje.

En agosto, Boeing también identificó un tercer lapso en el control de calidad que afectaba al estabilizador horizontal. Estos problemas anteriores han llevado a la Administración Federal de Aviación (FAA) a comenzar a revisar los fallos de control de calidad en la producción del 787 Dreamliner. Los controles de control de calidad más amplios, que cubren todo el fuselaje en lugar de sólo ciertas secciones alrededor del empenaje, son la razón por la que las inspecciones están demorando más de lo esperado. También explica por qué no se ha entregado aeronaves del modelo en noviembre; el fabricante reveló demoras el pasado 4 de diciembre, pero sin especificar los motivos detrás. 

El portavoz de Boeing confirmó que las inspecciones identificaron áreas donde el ensamblaje de partes del fuselaje «puede no cumplir con las tolerancias de nivelación especificadas». Asimismo, informó que el fabricante descubrió el último problema a través de prácticas reforzadas de garantía de calidad durante el año pasado, cuando se han identificado otros problemas de ensamblaje; y dijo que la compañía ha pedido a los proveedores que realicen controles similares de calidad en los componentes.

  • author's avatar

    Por: Erick Cerqueira

    Amante de la aviación desde el nacimiento, trillando caminos hacia vuelos más altos.

    Bachillerato en Relaciones Internacionales por la Federal University of Sergipe (UFS).

    En Instagram @_erickcerqueiraf | erick.cerqueira@transponder1200.com

  • author's avatar

Deja tu comentario.

También te podría gustar...