¿Por qué salió de vuelo el avión presidencial de México?

Tiempo de lectura: 3 minutos

El dia de ayer, jueves 14 de octubre, las redes se incendiaron una vez más gracias a uno de los elementos más contenciosos de la presidencia de Andrés  Manuel López Obrador, nos referimos al famoso Boeing 787 propiedad de la Fuerza Aérea Mexicana con matrícula XC-MEX y el cual estaba destinado a uso presidencial hasta el comienzo de esta administración.

AERONAUTICA VITAR

Y es que cada vez que el pobre Boeing 787 mueve aunque sea una pluma, las redes se vuelven locas, especulando acerca del movimiento del equipo, los motivos y casi escudriñan los costos al centavo de algo que en todos los demás países es perfectamente normal pero en México hoy en día es digno de notarse.

Sería un error de nuestra parte el decir que este tipo de atención prestada a un avión presidencial por parte del pueblo y miembros de la clase política nacional es insólita y sin precedente, ya que sería totalmente falso. Esta película México ya la vio hace 40 años cuando el Presidente Jose López Portillo decidió que los Boeing 727-100 con los que contaba la presidencia en aquel entonces se encontraban en malas condiciones técnicas y se necesitaba un equipo nuevo para reemplazarlos.

Fue así que se ordenó un Boeing 757 nuevo al fabricante estadounidense el cual se entregó en tiempo y forma. En el momento de la recepción del equipo al Presidente Miguel de la Madrid, el país atravesaba una de las peores crisis económicas del siglo XX, y después de mucha presión política y social, famosamente intentó devolver el avión al fabricante, únicamente para pedir el equipo de vuelta casi dos años después y el resto es historia.  

Nos adelantamos al tiempo presente y una vez más un avión presidencial, el cual es una herramienta muy importante para el comercio exterior de nuestro país, se encuentra en medio de una gran controversia. En teoría equipos como este se pagan solos simplemente con los acuerdos comerciales que se cierran a raíz de su uso y el poder visitar países lejanos a bordo de ellos. La política exterior no es una prioridad de esta administración y por ende el avión sobra. 

Pasemos al movimiento del equipo del día de ayer. El XC-MEX salió de la Ciudad de México a las 10 de la mañana con el número de vuelo FAM3523 y después de llegar al área de Mérida, dio la vuelta y retornó al AICM en donde aterrizó alrededor de las 12:50 pm,  con un tiempo de vuelo de dos horas, treinta minutos. Este vuelo es prueba de que el 787 no se encuentra almacenado realmente, el estatus actual del jet es activo pero en desuso. Los procedimientos para un almacenaje por corto, mediano o largo tiempo varían levemente entre avión y avión ya que cada fabricante tiene sus requerimientos especiales. Pero de base son prácticamente las mismas acciones para cualquier equipo. 

RELACIONADO
"La Rosa de Guadalupe" emitirá capítulo sobre la venta del Avión Presidencial

Si el avión necesita estar en tierra y listo para volar en cualquier momento, como es el caso del XC-MEX, los procedimientos de almacenaje solicitan que el avión tenga una corrida de motor una vez por semana. Esto hace que todos los sistemas funcionen por unos minutos y mantiene al avión operativo.  Si hablamos de un almacenaje más profundo, entonces se requieren cubrir los motores y piezas críticas. Aplicar lubricación extra a los trenes de aterrizaje y proteger los sistemas de combustible y sus circuitos.

En un almacenaje por largo tiempo se recomienda remover las baterías y en algunos casos los motores inclusive. El regresar a un avión a un estado operativo después de un almacenaje de este tipo es un proceso largo y costoso. Por lo que nos queda claro que sin duda alguna este no es el caso de nuestro avión presidencial. El manual de operaciones del Boeing 787 indica que en una temporada baja de vuelos, si se necesita mantener al avión operativo, hay que realizar un arranque de motor una vez cada semana. 

El avión no necesita volar para mantenerse operativo de acuerdo al manual del fabricante. De ser así, ¿cuántos aviones durante la pandemia que estaban almacenados hubieran tenido que realizar vuelos ocasionales?. Entonces ¿Por qué salió de vuelo el XC-MEX? Lo más probable es que se tratara de un vuelo de prueba posterior al mantenimiento de alguna pieza que para poderla probar adecuadamente necesitaba datos ya sea del aire de impacto o de la diferencia de presiones qué hay en vuelo de crucero. Alguna pieza que solo se podía probar en vuelo y no en tierra. 

La otra opción sería certificación de tripulaciones, lo cual es poco probable ya que para eso están los simuladores, pero no la podemos descartar enteramente ya que nadie dice que se deba de mandar a los pilotos a un simulador forzosamente por más improbable que sea. En resumidas cuentas, este avión es sin duda un elefante blanco que nos cuesta a todos una cantidad muy fuerte de manera mensual, ya que no hay avión más caro en la aviación como medio en general que el avión que no vuela. La controversia continuará hasta que por fin se logre vender o llegue alguien con una visión más internacional y lo ponga a trabajar. Y de ambas opciones, esperemos que sea la segunda. 

  • author's avatar

    By: Alfonso Vázquez

    Piloto Aviador Comercial, apasionado de la aviación y especialmente de su historia. Avgeek consumado, miembro de la sociedad histórica de Pan American Airways.

  • author's avatar

Deja tu comentario.

También te podría gustar...