Publican informe final del accidente del Boeing 727 de Aerosucre

El Grupo Investigaciones de Accidentes (GRIAA), dependiente de Aeronáutica Civil de Colombia, publicó recientemente el informe final sobre el accidente ocurrido el 20 de diciembre del 2016, cuando un Boeing 727-200 propiedad de la compañía carguera Aerosucre, impactara contra el terreno poco después de haber despegado del Aeropuerto Germán Olano de Puerto Carreño.

El informe de 133 páginas, revela las causas probables del accidente, atribuyendo diversos factores como el inadecuado planeamiento del vuelo, procedimientos de despacho, equivocada toma de decisiones de la tripulación, selección errónea de velocidades de despegue (V1, Vr, V2), errónea técnica de rotación y pérdida de componentes como tren de aterrizaje y el flap derecho a consecuencia del primer impacto contra estructuras adyacente a la terminal.

Si bien desde el informe preliminar, publicado el pasado 14 de febrero del 2017, se alertaba de que la tripulación no había contemplado el último reporte METAR, ni la dirección de viento, y que la pérdida de control en vuelo se debió a la falta de estructuras tras el impacto contra la barda perimetral y garita en las inmediaciones del aeropuerto, es hasta ahora que se contempló la información de carga y balance, ejecutada erróneamente por la tripulación, excediendo el valor máximo establecido en las cartas de rendimiento de la aeronave para las condiciones del aeropuerto este día.

Además, como factores contribuyentes al accidente del avión matrícula HK-4544, se anunció que la empresa explotadora de la aeronave incumplió con los Reglamentos Aeronáuticos Colombianos al operar una aeronave de dicha categoría en un aeródromo no apto para un Boeing 727.

Luego del despegue, la aeronave impactó contra el terreno aproximadamente 4 millas náuticas (7.4 kilómetros) de la cabecera 07 del Aeropuerto Germán Olano y se presentó un incendio post-accidente. La aeronave sólo se pudo mantener volando alrededor de dos minutos y veintitrés segundos luego de despegar.

Cuatro ocupantes fallecieron instantáneamente al desintegrarse la cabina de vuelo donde se encontraban; sin embargo, el accidente presentó capacidad de supervivencia para dos de ellos, de los cuales sufrieron lesiones graves. Posteriormente uno de ellos falleció mientras era atendido en el hospital del municipio de Puerto Carreño.

En relación a la tripulación del avión, contaban con licencias técnicas y certificados médicos vigentes, sin presentar limitaciones físicas o psicológicas que afectaran su desempeño en vuelo. Era experimentada y cumplía con el programa de entrenamiento.

Se conoce que el capitán de la aeronave de 58 años de edad, con certificado médico vigente, acumulaba 8.708 horas de vuelo, de las cuales, 6.822 en el equipo. El primer oficial de 39 años de edad, con certificado médico vigente, acumulaba 3.285 horas de vuelo, todas ellas en el equipo. 

En relación al mantenimiento de la aeronave, se publicó que la verificación de los registros de mantenimiento y de aeronavegabilidad suministrados por Aerosucre a la autoridad durante el proceso de investigación, se pudo establecer que el Boeing 727 contaba con un programa de mantenimiento acorde a los Reglamentos Aeronáuticos de Colombia.

Deja tu comentario.

También te podría gustar...

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com